Canal RSS

Archivo de la categoría: Suicide Girls [+18]

Maya Homerton: ¡Átame!

Publicado en

“En el sexo me gusta quitármelo todo, hasta el mecanismo de pensar”.

Es fantástica, de verdad. Maya Homerton se ha construido ella misma con perseverancia y trabajo. Es una bella joven de ojos preciosos que invitan al erotismo más absoluto para que la imaginación viaje por su propio medio vital. Domina el Fetish, el Shibari, Kinbaku, BDSM… y el arte de la seducción haciendo realmente lo que hace siendo una modelo más que prometedora.

TEXTO: CARLOS H. VÁZQUEZ.
FOTO: JOSÉ FURTADO.

Publicada en ChopperON / Nº 50, Octubre 2012

“Versatilidad” es lo que te puede definir por completo. ¿Pero la versatilidad en tu modo de vida tiene que ir ligada a la sensualidad y a no tener complejos?
Por supuesto, no creo que pudiera funcionar si tuviera complejos, miedos, o vergüenza del que dirán, mira lo que hace…

¿Qué es lo que te inspira para crear?
Mirarme al espejo y decirme a mí misma: “tú sabes cómo, hazlo”.

¿Y para posar? Supongo que no todos los días te levantas con las mismas ganas de posar; sea para Fetish, BDSM, Shibari, Kinbaku o para mostrarte completamente desnuda.
Hay días que cuando tengo una sesión pienso: ¡Uf! hoy no tengo cara de posar, mira que uñas, mira qué pelo… Aparte, no suelo maquillarme, si me pongo algo -con la línea de los ojos negras y los labios rojos- voy servida, pero la mayoría de las veces no me maquillo, así que soy y voy tal cual, y eso no se puede disimular…

Pero no sé qué pasa, pues cuando estoy frente a esa cosita negra todo me envuelve. Se me olvida el mundo, le doy lo que me pide… Me atrapa. Es una conexión que tengo y no se puede explicar fácilmente. Al ver el resultado, ya no recuerdo de si en ese día no estaba yo “fotogénica” tal y como pensaba…

¿Y el fotógrafo? ¿Cómo influye la afinidad que tengas con la persona que está detrás de la cámara con respecto al resultado final?
Por ahora, he tenido suerte y con la gran mayoría he trabajado muy a gusto. Mucho respeto y mucha profesionalidad. Los fotógrafos que me eligen, ya han visto mis trabajos y ven cuál es mi estilo. Es fácil conectar con ellos y con lo que buscan si el rollo es el mismo que a ti te gusta. Unimos nuestros dones de fotógrafo y modelo… y ¡boom! Nace una pedazo de sesión.

¿Eres muy selectiva con ellos? Me imagino que algún pajillero se habrá hecho pasar por fotógrafo para aprovecharse…
Como ya dije, he tenido suerte y buenas experiencias con ellos. Por supuesto, cuando me llegan mensajes para hacer “shorts” miro y reviso bien sus trabajos y como no me guste lo que hace, o no me transmiten sus fotos, no hay nada que hacer.

También me gusta que el fotógrafo sea muy limpio con la foto, no me gustan los retoques (lo mínimo). A mi eso de que me hagan parecer otra nunca me ha gustado, así que prefiero que el trabajo sea lo más natural posible. Y, por supuesto, amo a quien trabaja con analógica.

“Soy una persona muy sexual y morbosa, pero mi meta no es ser actriz porno”.

Lo mismo, creo, te habrá pasado con algún que otro “fan”. ¿Son más numerosos los que te hablan bien del arte de la fotografía y demás detalles o abundan más los que te cuentan que se masturban con ellas?
Es obvio que al ver mis trabajos puedas sentir excitación, mi estilo es erótico, mi cuerpo… mis tattoos… Y la imaginación es muy amplia. Algunos claro que me han dicho cosas “sucias” de mis fotos, pero yo también me excito cuando veo a mi chico bailar breakdance y no va desnudo. Lo importante es que esa foto que tú ves mía, transmita lo que yo quiero dar… Y por ahora ocurre.

Si no me equivoco, empezaste con el shibari gracias a un fotógrafo que también era “atador”. Desde el momento en el que te viste ahí supiste qué era lo que te gustaba realmente. Es más, me consta que hace poco estuviste en una fiesta de shibari. ¿Qué tal la experiencia? Resulta curioso que haya tanto público y consumidor del shibari o del bondage como para hacer una fiesta.
No hay tantas fiestas como yo quisiera. Al menos tengo suerte y aquí en Londres es más normal encontrarte con eventos de este tipo. Por ahora, el primer viernes de cada mes hay en un local del sur, una fiesta que organiza Bruce Esinem. Se pone bastante bien, tanto de espectadores como de atadores y modelos. Yo hago performer, la mayoría de las veces es Nina Russ quien me ata (la discípula de Esinem).

Nunca dejas de ver cosas nuevas, aprender, disfrutar de este arte, y siempre deseando de que sea la siguiente. En Octubre es el festival del Bondage japonés en Londres, es un festival a nivel europeo de los más importantes, por no decir el que más, y yo por supuesto voy.

¿Y duele? Es evidente que –el que te ate- sepa saber hacerlo… para que no duela. ¿Has dado con algún manazas?
El que ata, sabe cómo hacerlo para que sea lo más cómodo posible para la modelo. Ahora, ya depende un poco de tu resistencia, flexibilidad y concentración. Date cuenta de que el Kinbaku es un método de tortura japonesa, así que cosquillitas no hace. Es doloroso, pero a mí, personalmente, no me duele, al revés. ¡Uf! vuelo… Hay personas que no pueden, porque la presión de las cuerdas envolviendo el cuerpo le producen ansiedad y mucho dolor…

“Tuve una época muy oscura, era una incomprendida”.

Incluso con Nina Russ ya has trabajado más veces. Por ahí hay un set del fotógrafo José Furtado donde Nina te ata. Buena química profesional se ve ahí.
Sí, eso ocurrió porque le dije a José: “tío tienes que venir a Londres a hacerme fotos cuando hago Shibari. Podríamos hacer algo muy grande”. Y eso fue lo que ocurrió.

¿Para según que sesiones de fotos tienes que estar excitada o –como vulgarmente se dice- cachonda?
Para las sesiones hay que ser una misma, estar relajada y dejarte llevar. Para mí eso conlleva a que siempre me excite.

No sé si será exagerado, ¿pero has llegado al orgasmo en alguna sesión o después de la excitación que eso te provocó?
No (risas).

¿Eres sumisa (sexualmente hablando)?
Sí. Soy una persona muy dominante en mi vida cotidiana, todo el día pensando, programando, decidiendo… y eso cansa. Por eso me gusta -en el sexo- quitármelo todo, hasta el mecanismo de pensar… y que otra persona haga y decida por mí.

Aunque te decantes bastante por el sexo, no te veo en el porno en plan DP, Hardcore o Gang Bang… ¿Qué opinas tú?
Pues tú mismo lo has dicho. A mí no me va el porno, me va lo erótico. Soy una persona muy sexual y morbosa, pero mi meta no es ser actriz porno, ni mucho menos.

¿Qué tiene el exhibicionismo que tanto te llama?
Me gusta ser diferente, me gusta arriesgarme, hacer lo prohibido, resaltar… Supongo que esas son las razones.

¿Y el naturismo? ¿Es algo que practicas con frecuencia?
Sí, me encanta.

“Es obvio que al ver mis trabajos puedas sentir excitación”.

¿Y la temática lésbica que se ve también en algunas fotos de Paul Hardy Carter o Antonio Flórez?
Aparte de que soy bisexual, me gusta mucho trabajar con chicas, va unido por naturalidad de una misma.

Pero todas estas preguntas tienen desembocan en esta: saliste de Sevilla hacia Londres. Me imagino que te sentías atrapada allí y que tus múltiples personalidades artísticas iban a perecer si no experimentabas marchándote, ¿verdad?
Hay que salir y descubrir. Londres es uno de los mejores sitios para evolucionar en este mundo, y ser lo que uno quiere ser.

Dime una cosa. ¿Valiente es quién abandona su tierra en busca de algo mejor para él o el que se queda para solucionar el problema que tiene en común con los demás?
El problema lo tiene la sociedad, no yo, y no tengo tiempo ni poder para cambiar eso… Yo voy a donde me llaman.

¿Dejaste pareja en Sevilla? ¿Cómo se toma la otra persona el hecho de que su chica (o su chico) se desnude y lo vea todo el mundo?
Mi pareja vive conmigo en Londres, él me apoya, me anima y me respeta, y se siente superorgulloso de mí y de mi evolución. Es un gran punto de apoyo.

¿Puede molestarte que alguien te obligue a no hacerlo? Ya sabes que hay mucho acomplejado…
Antes de lanzarme descaradamente a tomar el modelaje como profesión, mis antiguas parejas no entendían muy bien el por qué el hacerme una sesión de fotos conllevaba siempre desnudarme. La verdad es que me sentía oprimida., no podía crecer y evolucionar como ahora hago.

Lejos de casa, ganándote la vida con esto, ¿se ve todo desde otra perspectiva? Da la sensación de que en España esto se ve como algo sucio, cuando es un arte. Pero parece que poco a poco se va aceptando con un público mayor…
España, y sobre todo por donde yo vivía, sigue siendo un pueblo inculto en el que no son capaces de ver el arte de mi profesión. Sé que hay muchas personas que –evidentemente- no saben distinguir. Mi trabajo no es “digno” para muchísimos de ellos, pero sí es digno ir a un bar de camarera y que te paguen una porquería, explotada y sin contrato, sin derecho a elegir vacaciones, pero claro, no vas desnuda. Así que es digno… ¿No es cierto?

Mira, una vez tuve una experiencia con una señora mayor por la calle, en la que me puso de puta para arriba sólo porque estaba posando, vestida, pero con posturas pícaras por un parque en el que no pasaba ni Dios. Seguro que si la chica que posaba fuera famosa, no pasaba nada, pero claro… esa mujer, en ningún momento, se paró a pensar que es mi trabajo y hasta que no nos echó de allí, no paró. En fin…

“no creo que pudiera funcionar si tuviera complejos”.

¿Cuál crees que ha sido tu mayor logro profesional hasta el día de hoy?
Aún estoy en ello, y no voy a parar. Siempre te pones nuevas metas y aspirar a más. Por ahora soy muy feliz por tener todo lo que tengo y haberlo conseguido porque un día dije que iba a cumplir mi sueño.

Y unido a esto están los tatuajes. ¿Cada uno de tus tatuajes marca una etapa de tu vida en especial o te los haces cuando te da la gana y punto?
Marcan etapas, pensamientos, momentos; tener dinero para hacerlos… Si tuviera más dinero me tatuaría con más frecuencia.

¿Cuál es el más caro y el más especial? Pese a que una cosa no quita la otra. No sé por qué me da… que el escorpión que tienes tatuado en el omóplato derecho fue de los primeros que te hiciste y que incluso te sientes muy identificada con ese animal.
Tuve una época muy oscura, era una incomprendida, y eso marcó una etapa de mi vida. Pero pronto lo voy a tapar, puesto que no queda muy estético el escorpión con el dragón que tengo en la espalda. Ese es el más caro y el más personal, tengo una cicatriz enorme en mi espalda, pues me quemé con agua hirviendo y las escamas del dragón están hechas casi a relieve fingiendo ser la piel del dragón.

Como viene siendo normal, lamentablemente, te habrán rechazado (socialmente hablando) por llevarlos…
No, no me ha pasado. He tenido miradillas de las personas mayores en el autobús, días de verano… Cosas normales, pero dentro de lo que cabe, apenas se ven. No te creas que me guste enseñarlos descaradamente cuando voy “normal” por la calle. Con un pantalón largo y una camiseta corta… no se ve ni uno.

¿Crees que tienes que agradecerle a alguien el haber logrado vivir de esto para poder crecer como modelo o eres de esas personas que se han hecho a sí mismas? Personalmente, tengo la sensación de lo último.
Soy muy autosuficiente, y en general yo me he hecho solita. Pero hay que reconocer que mi amigo José Furtado me ha ayudado mucho. Siempre se acuerda de mí para sus proyectos, y mis primeras publicaciones en la web fueron gracias a él.

China Patino: Estallidos de guerra.

Publicado en

“La coraza pesa en la vida real”.

No se puede meter a la China Patino en el saco de cualquier etiqueta o en el sector de un tipo de mujer específico. Ella puede ser tan fría como un témpano o tan caliente como las brasas. Su estrategia es enfrentarse con naturaleza salvaje a lo que se le venga encima corroborando que su etapa en Cycle sirve para contener un temperamento que ha florecido en largas emanaciones de sexo en “De amor y muerte”, su único trabajo en solitario.

TEXTO: CARLOS H. VÁZQUEZ

Publicada en ChopperON / Nº 48, Agosto 2012

Hallábame revisando foros (y links varios) donde comentaban tus fotos en Interviú y me di cuenta de que la gran mayoría (por no decir todos) no estaban conformes con el posado. ¿Sería impotencia de no llevarte a la cama?
(Risas) Sí, me pareció que criticaban más que deseaban. En los foros ya se sabe la clase de gente que hay, pero para mí fue lo esperado. Cuando me llamaron para hacer el posado lo primero que pensé fue no hacerlo por pudor, pues soy una persona más tímida que otra cosa, y sabiendo el circo de personajes que rueda por esas portadas, no me vi preparada para mostrar con sensualidad un desnudo. Unos años atrás trabajé en la Facultad de bellas artes posando como modelo; desnuda, delante de 30 o más alumnos. Aquello me pareció una experiencia preciosa. En el caso de Interviú, acepté por la pasta, lo primero, y por superar mis prejuicios. Aún así me puse una peluca e intenté hacer una parodia de famosa cachonda (risas). De todas las fotos que hicimos, la revista eligió las que crearan más polémica. No me importó porque no es mi meta que me aplaudan un desnudo en Interviú.

Pero seguramente se habrá derramado mucho semen con esas fotos…
(Carcajada) Hmmm… si es así, me gusta mucho más la idea. Alguno te habrá llegado para que le firmaras la portada. Lo que no sé es si te habrá hecho alguna confesión de cama. Alguno hubo, pero para echar unas risas sin más. La gente es bastante respetuosa en ese sentido. No tengo problema.

Supongo que te pasarás por “el arco del triunfo” la opinión de los demás… en este caso sobre tus tetas (por ejemplo).
¡Vaya pregunta, tío! Más que una entrevista erótica parece una rueda de preguntas de La Noria…

Sin embargo, el reparo por mostrarte es nulo, pues de hecho subes fotos totalmente sugerentes a Facebook.
Como antes te he comentado, trabajé en la Facultad de bellas artes para posar desnuda como modelo. El erotismo me fascina y me encanta.

¿No te salen babosos por Facebook?
No muchos. Alguno hay que quiere ligar, pero por lo demás está todo bien. De todas formas, alguno he tenido que borrar, pero por maleducado y rabioso, no por baboso.

“Coqueteo con el porno con mis novios en la cama”.

“Me gustaría ser una estrella del porno, pero mis prejuicios y mi educación cristiana no me lo permiten”, dijiste en una ocasión.
(Risas) ¡Ay, querido! Es que soy muy puritana, ¿sabes?

¿Nunca has coqueteado ni una micra con el porno?
Coqueteo con el porno con mis novios en la cama. Ya sabes…

Como el pasearte desnuda por Madrid en ‘You talk too much’.
Así fue. Aquello me excitaba y me hizo tener un subidón brutal de adrenalina.

Aunque no sé si la excitación estaría intrínseca también ahí. Igual te pusiste cachonda siendo vista por la gente de Gran Vía. Además, un sábado a las dos de la mañana. ¡Casi nada!
Excitarse no implica en todos los casos ponerse cachondo. Andar desnuda por Gran Vía a las dos de la madrugada un sábado en pleno verano es alucinante. El calor de la ciudad, el ritmo de la gente, los coches, la velocidad, los neones… fue como hacer nudismo en una playa. Lo sientes todo en tu piel.

También parece que os pusieron a caldo por ello. Incluso os acusaron de copiar el vídeo de ‘Baby, baby, baby’ (Make the girl dance). Ya son ganas de tocarlos…
Normalmente, me ponen a caldo por todo lo que hago. Tengo fans y “odiadotes” a partes iguales. El videoclip de ‘You talk too much’ fue una idea del realizador que nos pareció genial al grupo, y más tarde vimos el video que mencionas. Pero mucho después descubrí otro clip de Erykah Badu parecido. Creo que la idea de desnudarse en sitios públicos ya lo hicieron otros mucho antes…

“La cama me gusta para dormir y el sexo me gusta en todos los otros lugares, posibles e imposibles”.

¿Esa misma sensación del video es comparable a la que puedas sentir en el escenario?
Es parecido pero a la vez es diferente. Date cuenta que en el escenario desnudas tu corazón… aunque vayas en bragas.

¿La ropa interior puede ir acorde con un vestido?
Me gusta la ropa interior, claro. Antes de salir al escenario pienso qué puedo ponerme por dentro… aunque hay veces en las que no llevo absolutamente nada.

Aunque sutil, por las fotos que subes no se te ve muy porno, más bien diría que insinuante. Cosa que, por otro lado, es bastante más excitante. ¿Juegas a eso también con las canciones? Ya sabes, decir lo que quieres sin que sea algo aparente.
“El último tango en Paris” es una de mi películas favoritas, con eso ya te digo todo, así es mi imaginario en el sexo. En Cycle, mi canción favorita es ‘Apple tree’, un tema supererótico sin decir nada explicito. En mi disco “De amor y muerte”, ‘Coca’ es una canción de la que me siento orgullosa por esa misma razón. “Quiero ser para ti lo que te imaginas”.

¿Se comporta en la cama de igual manera la China que Silvia Herreruela? Y no me refiero a dormir…
La cama me gusta para dormir y el sexo me gusta en todos los otros lugares, posibles e imposibles.

¿Ser trasgresor se ha convertido en algo plástico llevado al extremo por el “postureo”?
Sí. Totalmente.

Como dijo David Mamet, “esta es una profesión de putas”.
Sí, putas del sistema.

O “artistas de mierda”, como también dijo Iván Ferreiro. ¿Tan mal están las cosas como para dejar ver –de cara a la galería- que no lo es tanto?
Esta profesión tiene mala reputación. No se valora nada, sobretodo en este país. Eso es así.

“Antes de salir al escenario pienso qué puedo ponerme por dentro… aunque hay veces en las que no llevo absolutamente nada”.

Por cierto, “De amor y muerte” quedó como tu primer disco fuera de Cycle. ¿Duele tanto siendo la primera vez, como dicen? Ya sabes, jugando con el tema sexual y lo que cuesta sacar adelante un proyecto por tu cuenta y riesgo.
“De amor y muerte” fue una propuesta de la discográfica en la que estaba. Lo compuse en un año y con mucha presión. Tengo colegas en la profesión que se lo han currado mucho más que yo y sin ayuda de ningún tipo. Ahora que estoy fuera de todo, sí que veo lo duro que es sacar adelante un proyecto.

No obstante, no parece haber demasiada prisa por sacar algo nuevo, ya sea por tu parte o con Cycle. Incluso estás más inmersa en pinchar y en estar con tu hija, cosa más amable per sé.
Entre el primer y segundo disco de Cycle ya han pasado siete años, así que es buen momento para probar cosas nuevas. Y claro, esté el dedicar la mejor energía a mi hija. Queda, además, la tele o el teatro, pero con los recortes la cosa anda jodida y la televisión es una puta mierda.

Aunque la pregunta va hilada con la anterior… ¿salen proposiciones y te las tomas con calma o pasas directamente hasta que tengas ganas?
Como te decía, llevo siete años dedicada a al música. Por el medio de la historia salió Ipop, el programa del segundo canal de TVE. Ahora van saliendo cosas, pero despacito y con buena letra.

Pero persiste la persona. Pese a lo que quieran imponerte por estética o por prejuicios, nunca mostraremos el total de nuestra persona. Supongo que la China Patino se muestra más hostil que Silvia Herreruela por algún tipo de coraza.
La China Patino es un personaje que inventé en mi compañía de teatro. Ese mismo personaje lo metí en Cycle, y como por arte de magia, la gente empezó a creérselo… la femme fatale… No sé, yo vengo del teatro, del mundo de los actores, y ahí no hay confusión. Cuando te quitas el maquillaje eres uno más. La coraza pesa en la vida real.

Ana Hernández: Velvet sauce.

Publicado en

“Tengo que reconocer que uso más tanga que culotte por el mero hecho de que me es más cómodo”.

Completamente seria y honesta, Ana Hernández se muestra mucho más desnuda con la voz que con el cuerpo, y eso que ha hecho desnudos integrales. Para ella, el cuerpo es algo que tenemos todos, aunque de distintas formas y colores, pero es un cuerpo al fin y al cabo. Ha logrado vivir del modelaje con buen hacer y una mirada más que interesante. Sin duda alguna, enamora sin fulminar con los ojos. Pueden estar ustedes a salvo… o no.

TEXTO: CARLOS H. VÁZQUEZ
FOTOS: DAVID ALFARO Y MALIZE

Publicada en ChopperON / Nº 47, Julio 2012 16

¿El hecho de que se ponga de moda el culto al cuerpo puede ser perjudicial?
Bajo mi punto de vista no creo que se ponga de moda o se esté poniendo de moda ahora. Sí que es verdad que hoy en día parece que hay más afán por cuidarse físicamente tanto por dentro como por fuera pero el culto al cuerpo siempre ha existido, otra cosa es que haya sido más tabú o menos según la época y culturas. Al fin y al cabo todos tenemos lo mismo, de distintas formas o colores, pero lo mismo al fin y al cabo. Para nada lo encuentro algo perjudicial, más bien al contrario.

Aunque la primera cuestión tiene respuesta, también tiene un matiz clave. Puesto que hay más demanda por ese “culto al cuerpo” tal vez, pienso yo, que la obsesión por la moda (y seguir a los demás) de los iniciados puede ser exacerbada.
Exacto, la moda está presente en nuestra sociedad al cien por cien, pues en este mundo en el que vivimos lo que manda es el capital y que la moda evolucione y cambie, que todos nos movamos y consumamos al unísono, es lo que les interesa a las grandes marcas que manejan el cotarro (hablo bajo mi punto de vista ¡claro!)pero sí que es verdad que hoy en día, al margen de las grandes marcas que dictaminan qué se lleva y qué no, están las “subculturas” o tribus urbanas que tienen su propia moda y estilo, claro que también evolucionan y también los grandes se aprovechan de éstas para ir cambiando y marcando distintas tendencias, por lo que considerarse de alguna de estas “subculturas” (gothic, hip hop, rocker, custom, pin up, etc.) en según qué momento también puede estar de moda, así que bajo mi punto de vista entramos en un círculo vicioso que nos acaba llevando al mismo punto, consumir. Pero al margen de las modas (o dentro de las mismas, que más da…), cada uno puede escoger cómo vestirse y con qué, como bien dicen “en la variedad está el gusto” y es uno mismo el que debe crear su propio estilo acorde con su personalidad o con qué imagen quiere dar a los demás.

Y no hablamos ya del modelo PinUp, sino de lucirse con honestidad.
Bueno, es lo que comentábamos anteriormente sobre la moda… encuentro que sí que es verdad que los cánones de la moda están muy marcados, sólo basta con mirar los anuncios de cosméticos, ropa, perfumes y demás en la televisión y prensa, o en las mismas pasarelas. Ahora que has nombrado el modelo PinUp, uno de los aspectos que más me gustan de este estilo es el que no hay un estereotipo de cuerpo ligado a él, así como en las pasarelas debes tener unas medidas y una altura concreta, para ser una PinUp y poder vender puedes estar más delgada más rellena, etc. que no importa, lo que importa es tu actitud. El lucirse con honestidad va con cada uno y con cómo se siente consigo mismo.

Experiencia como modelo de fotografía, azafata de eventos, actriz en teaser, performances y videoclips… ¿todavía se te resiste algo?
¡Se me resisten infinidad de cosas! Me encanta probar cosas nuevas, pero he de admitir que no soy una persona a la que le atraigan los riesgos. Soy bastante conformista, pero a mi favor puedo decir que soy muy sociable y me encanta conocer gente nueva y creo que ha sido eso lo que me ha llevado a probar nuevos campos.

Es más, ¿has intentado alcanzar alguna meta totalmente fuera de tus capacidades?
La verdad es que no, pero mira, nunca había hecho una entrevista y ¡et voilà! ¡Aquí estoy! (risas)… Tengo claras cuales son mis limitaciones, por eso me gusta la fotografía, porque a través de la cámara, de las luces, del maquillaje y del retoque se pueden pulir mis limitaciones o acentuar las características más positivas. Nadie es perfecto, y yo mucho menos. Por ejemplo, si intentara cantar seguro que sucedería un segundo diluvio universal, (risas)…

“Me encanta probar cosas nuevas, pero he de admitir que no soy una persona a la que le atraigan los riesgos”.

En cuanto al videoclip; apareciste en ‘Sun Shaking’ de Cápsula. ¿Cómo llegaste a actuar ahí? ¿Agencia, amistad…?
Fué a través de una amistad, me remito a lo que he comentado anteriormente de que el conocer a gente nueva te da a conocer a más gente. A través de Elisenda Amorós, una maquilladora con la que acostumbro a trabajar con Malize Photography, conocí a Arkaitz Latorre, fotógrafo, que me propuso el participar en el videoclip con una productora que acababa de empezar como tal. Me encantó la experiencia, nunca había trabajado con un equipo y unos medios tan profesionales, además de que no conocía a Cápsula, y realmente fué un gran descubrimiento, tampoco antes me había parado a escuchar rock psicodélico y me gustaron mucho.

Y por gustos afines, además. Aunque te veo más próxima a Depeche Mode…
¡Me has tocado el punto débil! Depeche Mode son Dioses para mí. Me encanta la música y me encantan los conciertos. Creo que cada estilo musical tiene su momento y depende de cómo se encuentra uno anímicamente. Escucho todo tipo de música, electrónica, metal, darkfolk, rock, hardcore, industrial, pop, soul… sí que es verdad que tengo mis grupos predilectos, pero soy bastante abierta en cuanto a gustos musicales.

Tras ver la mayoría de tus sets [“Babydark”] reparo en una cosa: te encantan los posados estilo-oscuro y surrealistas. Mucho color negro, óxido… ¿Es algo que quieres plasmar como propio o la inspiración de Tim Burton es omnipresente?
Sí que es verdad que me decanto más por lo oscuro, me siento más identificada y cómoda. Además me siento muy identificada con la línea de camisetas de Babydark. No es que me inspire demasiado Tim Burton, no es un director de cine que me chifle especialmente, sí que es verdad que para mi tiene películas muy buenas como “Eduardo Manostijeras”, “Sleepy Hollow”, “Bettlejuice” o “Mars Attack”, pero no es mi director de cine preferido, me gustan más las películas de Tarantino tipo “Pulp Fiction” o de Guy Richie tipo “Revolver”. En cuanto a cine soy más de acción que no de fantasía.

A tenor de la elegancia, por supuesto. ¿Es cosa tuya también lo de elegir el vestuario para que sea lo más cercano a tu gusto?
Depende de cómo sea la sesión de fotos y con quien, y aún así nunca es cosa mía al 100%, el trabajo es conjunto, de fotógrafo y modelo, cada uno pone su granito de arena al menos de que sea algo muy concreto en el que uno de los dos o un posible cliente decida. Me gusta poder opinar acerca de los estilismos pero bien cierto es que me amoldo a todo, pues de ser por mi siempre iría vestida de negro y adoptaría las mismas posturas y actitudes, y gracias a los fotógrafos me he podido ver en distintos roles.

¿Culotte o tanga? Personalmente… me resulta mucho más elegante el culotte. No sé tú…
Tengo que reconocer que uso más tanga que culotte por el mero hecho de que me es más cómodo, odio ponerme pantalones ajustados y que se me noten las costuras o las arrugas del culotte o bragas… pero si que admito que visualmente me resulta más bonito el culotte, pues lo encuentro más sugerente y como bien dices, más elegante, ¡y si es de encaje negro ya ni te cuento!

“Al margen del desnudo integral o no, los sets [en SG] han sido realizados por muy buenos fotógrafos y a la vista están”.

Bien es cierto que en tu primer set en Suicide Girls [“Calisay”] te desprendías de un tanga para terminar tapada por una botella del famoso licor. Fue tu primer paso en SG, ¿pero fue la primera vez en la que posabas desnuda?
Sí. Además de ser mi primer paso en Suicide Girls también fué la primera vez que posaba desnuda. ¡Y qué bueno está el Calisay! Es curioso porque entré en SG gracias a que en una noche de borrachera en una discoteca en la que frecuentaba hicieron una fiesta SG, por aquel entonces yo no sabía ni lo que era ni de qué se trataba cuando se me acercó Díaz-Arri, fotógrafo oficial de SG en España y me preguntó que si conocía la página web y que si me interesaba, yo le dije que no tenia ni idea, él me explicó en qué consistía y me dio muy buenas vibraciones, así que acepté encantada.

Si lo fue… ¿te costó o ni te lo pensaste?
Al principio te planteas muchas cosas, y más cuando es algo nuevo para ti, que si qué dirán, que me juzgarán, que pensarán mis padres, mi pareja,… pero luego me paré a pensar y me dije a mi misma que si me apetecía ¿por qué no? era yo la que me estaba juzgando haciéndome esas preguntas, no los demás.

Incluso parece algo gradual. En este primer set nombrado no muestras más que tu pecho, sin embargo, en los dos siguientes [“60s Hotline” y “Stressful Birthday”] los desnudos son directamente integrales y frontales. ¿La idea era ir poco a poco?
No era la idea principal, fue surgiendo, no fue algo planeado. “Stressful Birthday” fué mi segundo set, lo hice con Ivy Llamas, fotógrafo oficial de SG en España junto a Díaz-Arri, y al ser el segundo ya estaba como más animada y confiada. Además que me encantó la idea de hacer algo distinto al anterior. “Calisay” es oscuro, tanto de luz como de estilismo, “Stressful Birthday” si embargo es una explosión de color. Y “60s Hotline” lo disparó Malize Evans, en este la idea era crear un rol de secretaria de los 60 y me lo pasé genial durante la sesión. Los tres sets que tengo en Suicide Girls me gustan porque cada uno es distinto y tiene un estilo muy marcado, al margen del desnudo integral o no, los sets han sido realizados por muy buenos fotógrafos y a la vista están.

Y no sé si la única, porque posando para David Alfaro [“It Girls”] junto a Isa Carrión no te muestras totalmente desnuda.
En esa sesión me lo pasé genial, no hay nada mejor que trabajar con amigos, ahí sí que tienes vía libre para opinar y con las ideas de todos acabaron saliendo unas fotos geniales. Con Isa Carrión, me lo he pasado teta siempre, no paramos de reír y de bromear y la cámara plasmó de buen grado ese buen rollo. Nos divertimos muchísimo en esa sesión y el resultado me encanta. Con David he hecho varias sesiones de fotos, la última para la gran Bibian Blue en pleno Paseo de Gracia un domingo lleno de guiris, (risas)… pero gracias al gran estilismo que nos creó Bibian Blue, de la que me tienen enamoradísima todos y cada uno de sus diseños, y al arte fotográfico de David salieron unas fotos geniales en las que no se notaban que me moría de la vergüenza de estar ahí en medio con un montón de personas mirándome y parándose a hacerme fotos. David Alfaro es un fotógrafo muy joven y con un gran potencial. En poco tiempo ha evolucionado muchísimo y nunca deja de sorprenderme. Le auguro un futuro de éxito por delante.

Bueno, sin olvidar el “momento” muñeca de Malize Evans. Por cierto, buen retoque para hacerte parecer una muñeca real de juguete.
Esa fotografía me encanta, hay distintas versiones de la misma, la retocada por Malize y la retocada por Jesse Harold, una photoshoper brutal de Nueva York. Gracias a Malize he podido desarrollarme más como modelo de fotografía, he aprendido muchísimo de ella, ella ha creído en mi desde el principio y me ha hecho posar como nunca lo había hecho antes. Es una profesional como la copa de un pino y tengo muchísimo que agradecerle tanto a nivel de modelaje como a nivel personal. Justo la semana pasada me fui a Suiza con ella para realizar una sesión de fotos en el H.R. Giger Bar de Gruyères y pude ver el H.R. Giger Museum a gastos pagados, para mí un sueño hecho realidad. Malize ha sido la fotógrafa que me ha impulsado y motivado a hacer de modelo y es por ello que para mi Malize es muy especial.

“No puedo decir nada en contra de ello, realmente sólo me ha aportado cosas positivas”.

Por cierto, fantásticos posados con Boris Hoppek. Es posible que sea sensación mía, pero creo que aparecer en las publicaciones o exposiciones de este hombre tiene que ser una especie de cúspide, ¿no?
Sí que es en cierta medida un tipo cúspide o más bien un reto. Boris Hoppek es toda una eminencia y fue un honor para mí poder posar para él y poder formar parte de una de sus exposiciones. La foto “Sushigirl” es una de las mejores que tengo y me costó unas agujetas tremendas, pero ¡valió la pena!

Un punto de inflexión fue también fichar por la agencia Mary Cherries. Si no fue un punto de inflexión… por lo menos resultó ser un momento importante.
Estoy súper contenta de haber fichado por la agencia Mary Cherries y haber podido conocer y trabajar con Mary Hernández. Cuando Mary me lo propuso me hizo mucha ilusión, ella es una artistaza y una persona súper honesta que se preocupa por las personas que trabajan a su alrededor. Le agradezco muchísimo que me haya dado esta oportunidad, que me haya hecho fotos y que mire por mi trabajo. Espero poder seguir junto a ella mucho tiempo.

¿Se puede vivir bien y con coherencia de esto?
¡Claro que sí! A ver yo no me dedico a esto al 100%, entre semana trabajo de secretaria y los fines de semana es cuando me puedo dedicar al modelaje. Me considero una persona con los pies en el suelo y como bien he dicho antes conozco mis limitaciones. Sé que no me podría dedicar a esto al 100% porque, en mi caso y con mi realidad, no me daría ni para comer pero mientras pueda seguiré posando y haciendo lo que me gusta porque me lo paso bien y gracias a esto he conocido y sigo conociendo gente súper interesante que me aportan cosas nuevas en mi vida.

¿Qué dirías que tiene a favor y en contra?
A favor muchas cosas, pero sobretodo el haber conocido gente interesante. No puedo decir nada en contra de ello, realmente sólo me ha aportado cosas positivas.

Isa Carrión: A bocados.

Publicado en

“No soy muy motera, demasiada gente”.

Lo mismo puede destrozarte las caderas que clavarte un tacón en la espalda. Isa Carrión disfruta haciendo un poco de sangre… hasta un límite, el umbral que hay entre el dolor erótico y el asesinato al estilo slasher. De todas formas, igual merece la pena ser asesinado por ella…

TEXTO: CHARLY HERNÁNDEZ.
FOTOS: NACHO HERNANDO, MARY HERNÁNDEZ, DAVID ESCAMILLA IMPARATO, IVY LLAMAS Y KIKO MARIN.
Publicada en ChopperON / Nº 46, Junio 2012

Empecemos poniéndonos en situación. ¿Te marcarías un baile como el de Baby Firefly en “La casa de los 1000 cadáveres” en plan sádica, uno sensual como el de Rita Hayworth o uno revienta caderas como el de Vanessa Ferlito en “Death Proof”?
(Risas) Me apunto a un bombardeo si hace falta. ¡Y más saliendo en esos tres peliculones! ¡Yupi!

¡Ojo! Que también dependería del destinatario del baile… aunque el resultado termine siendo obra de Jason Voorhees.
¿Qué mejor obra que una de Jason Voorhees? (Suspiro). Me has tocado la fibrilla. Jason Rules!

Te llaman Luna. ¿Por eso de que estás “más pallá que pacá” o por aquella azucarada de “iluminas como la luna”?
No me llaman por ninguna de las dos (risas). Es una historia larguita. Pero he decir que sí que estoy más pallá que pacá (risas).

Aunque supongo que antes que el típico peluche lo más acertado sería regalarte algo más hard, como… ¿un peluche con máscara y látigo?
No siempre. No soy muy de peluches (risas). Para regalarme algo no tendrías ningún problema, pues me puede gustar desde lo mas cursi del mundo hasta lo mas enfermizo. ¡Tú decides!

También se te puede obsequiar con una soga. Por cierto, ¿a quién atarías para un bondage?
¿De verdad? Pues a unos cuantos, pero los dejaría ahí colgados de por vida (carcajada).

“La vida cambia, te mueve y acabas donde menos te lo esperas”.

¿Y a quién le atarías la soga al cuello para que dejara este mundo? Siempre hay alguien…
No creo que llegara a ese punto. ¡Estaría esquizofrénica perdida!

Bueno, si no quieres estrangular hasta el final a nadie… ¿a quién se la apretarías para darle un “susto”?
¡A t! (Carcajada)

¿Desde cuánto hace que vives en Barcelona?
Llevo poco, creo que ahora hará dos años

Si no me equivoco, eres granadina (de Granada, no de bebida espirituosa). ¿Por qué decidiste dejar el sur… para recuperar el norte?
Eso me pregunto yo también. Pero mira, la vida cambia, te mueve y acabas donde menos te lo esperas… ¡y feliz!

“His Infernal Majesty” surca la piel de tu bajovientre. Creo que no hace falta ni traducción cuando nos refiramos a la banda de Ville Valo, ¿verdad?
¡¡Me encantan!! Ahora no tanto por eso, aunque pasen los años. Es mi recuerdo de niñata (risas), pero no lo cambio por nada

Pero es un tatuaje relativamente nuevo, ¿no? Igual últimos del 2010 o a lo largo del 2011…
Me lo hice en el 2008 o así.

También es verdad que para verlo bien hay que bajar bastante la ropa interior…
No tanto (risas).

“Conmigo no juega nadie”.

¿Para bajártela (que no quitártela) hay que ser rápido o un buen estratega? Y atención, que en ambos conceptos entra cualquier tipo de artimaña.
Ninguna de las dos opciones. Si es rápido mal vamos. ¿¿Y buen estratega?? ¡¡Conmigo no juega nadie!! (Risas)

Bueno va, a lo que vamos: los tatuajes. Hay una pregunta que siempre hago porque me he encontrado con distintas respuestas. Bajo tu propia experiencia, ¿te excita el hecho de ser tatuada?
No sé si excitación es la palabra, pero me gusta. Descargo mucha rabia contenida.

Fíjate… que hay quién dice que el dolor de la aguja no le resulta erótico pero otras personas “arden” con el olor de la tinta.
¿Erótico el dolor que siento cuando me tatúan? No siempre lo es, ¡pero hay veces que te pone a tope!

Además, tu brazo izquierdo está totalmente forrado de tatuajes, bastante coloridos, por cierto. ¿Esto es empezar con uno y dejarte llevar hasta que te das cuenta de que se te ha ido de las manos esto de tatuarte?
Siempre hay que empezar por uno y seguir por otro y otro y otro… (Risas).

Y el derecho no se queda corto. ¡Me encanta la “costura” que tienes en el hombro! ¿Algún significado en especial?
¡Sí! Me la hizo mi amigo “oxidado”, Mikel. Somos juguetes rotos.

¿Alguno hay que no ni puedas mirarte por su significado arrepentido?
No, me encantan todos.

“No me etiqueto en nada. Sólo sé que mi trabajito me ha costado”.

Tampoco me voy a dejar tu lado creativo, pues haces unas ilustraciones cojonudas. ¿Estamos hablando de tu sustento o de un hobby?
Pues es más como hobby. Pero la verdad es que ahora lo tengo un poco aparcado.

Si no es tu sustento… ¿a qué te dedicas realmente? Amén de devorar cerebros cual zombie.
Ya me gustaría, ya… pero ahora mismo creo que moriría de hambre. Pocos cerebros hay por ahí.

De todas formas, esos dibujos irán de puta padre para confeccionarte el modelo de un tatuaje, ¿no?
Pues la verdad es que va súper bien. No tienes que estar pendiente de que te lo dibuje nadie, y eso mola.

Se te puede considerar Pin Up aunque no eres una Pin Up estándar, por así decirlo, ya que eres más de cuero, ropa negra y… sonrisa “encabronada”. Será cosa mía, pero hay bocas que dicen mucho más que una simple vestimenta, como es el caso.
No me etiqueto en nada. Sólo sé que mi trabajito me ha costado…

Es más -volviendo a lo de estar lunática- ¿esto de la estética (en tu caso) es una pose o un modo de vida?
Si a mis veintiocho años aún tengo que estar de pose… ¡apaga y vámonos! Sinceramente, tengo prioridades en otras cosas.

Es muy, muy complicado aventurar cual es el fotógrafo con el que mejor te sientes trabajando, aunque voy a tirar los dados y voy a decir que es David Alfaro.
Hay varios con los que me he sentido muy a gusto y me lo he pasado genial.

“Lo mejor es que te dejen vivir y morir tranquilo”.

Pero es que también están ahí Polymer Boy e Ivi Llamas…
¡¡Dos muy grandes!!

Y te van las motos, por lo menos las fotos de Mary Hernández sobre una chopper para “Pin Up Rule!” dan fe de ello. ¿Algún modelo en especial?
No soy muy motera la verdad, demasiada gente (risas).

¿Qué prefieres tener entre las piernas: una moto con rodaje o mejor trofeo de “caza” de la noche?
A mi pareja haciéndome “rosquillitas” (risas).

¿Se ven más zombies (esperpentos de persona…) por la noche en los garitos o por la mañana a primera hora en el metro?
Por la mañana a primera hora. Por la noche solo hay borrachos.

Personalmente soy también muy amante del género zombie y es de recibo hacer la siguiente pregunta. ¿Prefieres la versión original de “Dawn of the dead” o el remake de 2004? En esta última ganan puntos por aquello de mostrar por primera vez zombies “de los que corren”.
Prefiero la original, aunque me decanto por el zombie torpe y entrañable.

En la vida… ¿más vale estar vivo o lo mejor es hacerte pasar por muerto? (Esto se entendería como que el tonto es más feliz siendo ignorante).
Lo mejor es que te dejen vivir y morir tranquilo.

¿Algún muerto viviente con el que te acostarías? ¡Y no es una pregunta necrófila!
¡Sí! Con el protagonista de la película “Zombie Honeymoon”, Graham Sibley… (Gemido).


Sweet Amy: Las uvas del deseo.

Publicado en

“Mi trasero tiene forma de corazón”.

Interesante, sensual y honesta… las tres “medidas” de Sweet Amy para salir a desfilar cada día a la calle. Además de su lado polifacético, esta belleza de sonrisa perfecta y de ojos expresivos sabe que, con ciertas actitudes, la dulzura gana más puntos que en cualquier otro campo.

TEXTO: CHARLY HERNÁNDEZ.
FOTOS: GINA ROMA, DEYANIRA VON KIRSCHE, FERNANDO PHOTO, IRATI BUSTINDUY Y LULU VODOO.
Publicada en ChopperON / Nº 45, Mayo 2012

Diseñadora de moda, estilista y modelo. ¿Consideras que te falta algo más por cubrir?
La verdad es que de las tres cosas que has dicho no soy ninguna, estudié Bellas Artes y me especialicé en diseño gráfico y web. Hace apenas un año y poco más, que estoy en este mundillo, y ahora me estoy formando como diseñadora porque quiero hacer las cosas bien. En cuanto a tu pregunta, siempre se aprenden cosas nuevas, ahora me ha dado por hacer cupcakes, así que quién sabe…

Me gusta mucho lo de “modelo alternativa”. ¿Estaríamos hablando del “indie” del cuerpo?
Creo que las modelos “alternativas” son tan modelos como cualquier otra, pero por desgracia no entramos dentro de los cánones establecidos, ya sea por altura, talla o peso, y no se nos considera modelos como tal. Si no mides 1’80 y tus medidas son 90-60-90 es muy difícil que ni siquiera se planteen hacerte un casting.

Por otra parte nos interesan más otro tipo de fotografías como puede ser la temática Pin Up, fetiche o temática menos relacionada con el Beauty o moda.

También te identificas con las mujeres con curvas y cuerpos suntuosos. Bajo tu punto de vista… ¿qué encanto le encuentras tú a los cuerpos femeninos con curvas?
Está claro que los extremos no son buenos, la mujer por naturaleza tiene un cuerpo con curvas, sus pechos son prominentes (en mayor o menor cantidad) sus caderas son anchas y su cintura estrecha, para mi es lo más sensual de una mujer. La carne, las formas redondeadas y suntuosas, son lo que nos definen.

¿Y a los masculinos?
Volvemos a lo mismo un cuerpo masculino tendrá una espalda ancha un torso recto y caderas rectas, evidentemente hay de todo pero por naturaleza el cuerpo masculino es muy diferente al femenino. Está claro que cada uno tiene sus gustos, pero es importante estar contento con tu cuerpo, sea el que sea.

¿Crees que eso afecta a la personalidad o es una gilipollez superficial impuesta por la moda?
Creo que aquellos a los que un tema así les afecta o cambia su personalidad, sufren de baja autoestima. Las modas influyen mucho hoy en día, sobre todo con la cantidad de medios informativos y de comunicación de que disponemos. Yo tuve la suerte de que me educaron de forma que valorase más la cultura, la educación y sobre todo, los modales.

“Está claro que cada uno tiene sus gustos, pero es importante estar contento con tu cuerpo”.

¿Cuál es la parte de tu cuerpo que te más te gusta? Esa que tú misma dirías: “si pudiera me daría un bocado”.
La respuesta fácil sería: mis ojos. Pero la verdad es que cuando la gente solo se fija en una cosa tú empiezas a fijarte en otras. Sin tapujos, mi trasero, me encanta su forma redondeada, una vez me dijeron que tenía forma de corazón, así que… me encanta mi corazón.

La mujer es más independiente mental y económicamente. Amén de tener más libertad. En tu caso, ¿estás cada vez más interesada en responsabilizarse de su sexualidad y no dejarlo en manos de otros? (Nunca mejor dicho lo de “manos”, por cierto)
Yo me marché de casa cuando tenía diecisiete años, tengo muy claro que en esta vida nadie luchará por ti si tú no lo haces primero. Nunca me ha dado miedo tomar las riendas de mi vida, y eso que a veces parecía que todo iba a derrumbarse. La independencia es un dulce caro, pero muy sabroso.

En cuanto a la sexualidad, se le da demasiada importancia, cada uno es dueño de su cuerpo y sabe muy bien lo que debe hacer con él.

Se dice eso de que la gente más voluminosa es más graciosa… No sé si estarás de acuerdo.
Mira, yo cuando era pequeñita, era la gordita de la clase, no tenía muchos amigos y lo único que deseaba era caer bien, así que intentaba ser divertida, hacerles reír, aunque en verdad, se estuviesen riendo de mí. Puede parecer una historia trágica, pero no lo es, he desarrollado ese sentido del humor y creo que quien me conoce lo puede afirmar.

Sin embargo me parece un tópico, conozco a delgados muy graciosos y gente con más peso bastante aburridos y sosos.

Sigues describiéndote como “una mujer real”. Eso lo tenemos claro, se te puede tocar. Últimamente se está reivindicando mucho a la “real woman” a modo de grito guerrero. ¿Piensas que ha sido siempre así o es que ahora es cool ser una chica guerrera?
Creo que durante muchos años las mujeres han sufrido en la sombra, han callado y se han resignado en todo lo que se les ha impuesto. Por suerte muchas de nosotras hemos decidido no estar de acuerdo y demostrar que somos tan válidas como cualquier otro, luchamos por nuestros derechos, no porque esté de moda sino porque hay una conciencia colectiva y real de que las cosas están cambiando.

“Nunca me ha dado miedo tomar las riendas de mi vida”.

Oye, que digo yo… que amén de ser guerrera serás exigente, ¿no?
Más que exigente soy perfeccionista, me gustan las cosas bien hechas y tengo muy claro lo que me gusta y lo que no. Y sobre todo lo que quiero tener en mi vida.

Y posiblemente habrás tenido que lidiar con algún que otro hombre “vulgar” que trataba de pagarte las fantas…
Y también mujeres vulgares, pero bueno he heredado la fuerza de carácter de mi madre, y las fantas, me las pago yo. Me parece que nunca en mi vida me han pagado una fanta (risas).

Voy a ser un poco cabrón. La ciencia dice que una mujer sabe cuándo un hombre es ideal (para la procreación o su intento) a los cinco minutos de hablar y de estar con él. ¿Qué opinas sobre esta teoría?
Que cinco minutos dan para mucho pero está claro que lo primero que uno ve es el físico, si algo no te gusta no le darás ni dos minutos, por lo menos a nivel sentimental. Sin embargo en cinco minutos uno puede llevarse la impresión equivocada. Si intentas impresionar al otro, todo lo que digas estará sometido a un filtro, y al no ser natural la impresión puede estar equivocada.

¿Hay que tener una actitud férrea y un fuerte carácter así en la vida como en los bares?
Totalmente, ¡la cosa está difícil y los años pasan!

¿Lo de vestir de manera retro o Pin-Up requiere ser también una persona que interiormente se sienta vintage?
En mi caso no es exactamente así, a mi me encanta la música de los 50, la moda, y sobre todo la actitud de las mujeres. Las Pin Ups fueron las primeras en tomar las riendas de su vida y de su sexualidad, así que son un claro ejemplo a seguir. Pero no me siento vintage para nada. El problema es que ahora ser Pin Up está de moda y cuesta diferenciar.

Con interiormente me refiero a la personalidad, no a la ropa interior. Aunque ya que estamos… ¿la ropa interior es también retro?
La ropa interior retro es incómoda ya que los tejidos y las ballenas (aros del sujetador) todavía no se habían desarrollado como lo que podemos ver hoy en día, sin embargo las adaptaciones actuales de lo vintage y la moda Pin up son preciosas y delicadas, me encantan.

“Se le da demasiada importancia a la sexualidad”.

¿Alguna predilección para el día a día?
(Risas) Pues comodidad, me gusta la inocencia y pureza del blanco y el algodón. Los colores pastel, estampados alegres y divertidos.

¿Y para las noches “especiales” o de gala?
Satén de cualquier color, medias de liga y pintalabios rojo.

Pero me imagino que dependerá de la comodidad de la prenda íntima. No creo que sea muy confortable llevar según que prendas para un día “normal”.
Según que prendas son para situaciones especiales, creo que no podría llevar un corsé más de tres o cuatro horas sin tener ganas de explotar.

Por cierto, me he ido por las ramas… Empezaste en esto sin ninguna intención gracias a la “visión” de Marina Vennus. ¿Cómo de accidentado fue este primer paso?
Marina era mi compañera de piso, y era, bueno es, fotógrafa, de esto hace ya casi cinco años, pero un domingo en casa nos dio por hacer fotos y como yo tenía mucha ropa del estilo elegimos hacerla así. Es una gran profesional.

Aunque el bautismo vino con Anna Torrent…
Yo conocí a Anna a través de Facebook y en seguida me encantó lo que hacía. En la tatto expo del 2010 me ofreció la posibilidad de desfilar para ella, ella vio en mí algo que ni yo había visto y me abrió las puertas a un mundo que ni conocía, en todos los aspectos y sobre todo el conocer a mucha gente interesante. Le estoy muy agradecida.

…y tu confirmación en Barcelona Fashion Week. Como asistente, claro. Un gran momento.
En Barcelona Fashion Week desfilé para Presumidas y para Anna, y además tuve la oportunidad de ayudarle a gestionar la colección, fue intenso pero salió muy bien y a raíz de ahí decidí estudiar diseño de moda de forma profesional.

“El problema es que ahora ser Pin Up está de moda y cuesta diferenciar”.

¿Y cómo nacieron Sweet Amy y Pinutopía? ¿Es un mercado complicado este del fetichismo, objetos y ropa vintage?
Hace un año y medio decidí tomarme un año sabático y aclarar mis ideas. Un día en una tienda vi una pulsera de golosinas y me dio por investigar a ver como estaba hecha. Lo siguiente que sé, es que nació Pinuptopía. En un principio quería crear una comunidad donde toda la gente amante del Pin Up, lo retro y lo vintage, encontrara tiendas, estudios de tatuaje, música, eventos etc. Pero acabó convirtiéndose en mi propia marca. Pinuptopía significa Utopía Pin Up.

Sweet Amy es un apodo que me puso Gina Roma, la verdad es que ella ha sido la que realmente me ha “bautizado” a nivel de modelo y en todos los sentidos, con ella he hecho grandes trabajos y nos hemos hecho buenas amigas.

¿Por casualidad no os pedirán más artículos desde fuera de España?
Lo más lejos que han llegado mis accesorios, es a Canadá, la verdad es que con los gastos de envío no les sale a cuenta pedir.

Para vender objetos fuera de su tiempo actual. Ser una persona de carácter… con actitud. ¿Hay que ser bastante visionaria pese a estar evocando épocas pasadas (que no olvidadas)?
Solo hay que tener un sueño o proyecto, y ser consecuente y perseverar, mi problema es que sueño mucho y a veces me colapso…


Mamba: Disparo y luego pregunto.

Publicado en

“Hemos avanzado desde el “destape” pero… a veces da la sensación de que vamos de Guatemala a guatepeor”.

Así, sin trapos sucios y con sangre. Mamba se desnuda muy personalmente defendiendo la estética y el arte del tatuaje como un modo de vida. Eso sí, siempre auténtica y visceral. Su lema es “tatúate el alma y la piel”. Tal vez sea necesario tatuarse el alma… para querer decir algo sobre la piel.

TEXTO: CHARLY HERNÁNDEZ.
FOTOS: ANTONIO FLÓREZ, SEBAS ROMERO, IVY LLAMAS, GINA ROMA, NACHO HERNANDO, POLYMERBOY Y MARY HERNÁNDEZ.
Publicada en ChopperON / Nº 44, Abril 2012

Cuéntame la idea primigenia de Bang Bang Tattoo. ¿Por qué decidiste emprender una vida en este negocio?
Bang Bang nace cuando Mamba decide dibujar huellas de tinta en la piel que se ponen en sus manos. Llega a ser tan reconfortante, tan genial que alguien te deje la responsabilidad y te regale el privilegio de poder dibujar su piel en un principio para siempre… que me llena de tal manera que en mi interior sé por fin que hay algo que no quiero dejar de hacer jamás. Soy afortunada, lo sé muy bien. Trabajo de aquello que me pirra. ¡Hoy día eso es de suertudos y de equilibristas!

El nombre nace un día en mi cabecita del film de Tarantino, su B.S.O. y su preciada versión de Nancy Sinatra que en un segundo logra que “sea” el sueño que un día tendría forma completa en su -hasta ahora- nómada ubicación. Igual que su Black Mamba y su Beatrix Kiddo, de donde sale el mote que hace ya un montón de años un colega me puso. El resto de la historia y su por qué es pasado ya (risas).

¿Hay mucha competencia en esto? ¿Es sana?
Hay competencia, por supuesto que la hay. Hay peces grandes intentando pisar y pisando y jodiendo a peces pequeños. Hay Peces ayudando a nadar a otros pececillos… y por suerte, enormes personas que son enormes artistas y profesionales del tatuaje que brindan experiencia y sabiduría y saber hacer a aquellos que evidentemente aman la tinta, la sangre y la piel.

Dentro de otro de esos mundos donde, por tradición, (y más por que es el hombre quién ha partido y repartido) no es sano ser mujer. Pero por suerte, yo no me quejo, puesto que he tenido el privilegio de contar con enormes personas, aunque pocas, con las que he podido contar y a las que he podido recurrir con mis dudas cuando las he necesitado, aunque fuera en la distancia.

Por lo que sé, Óscar Möon (componente de Möno), también lo lleva contigo. Es posible que una idea entre dos marche mejor. Que dos cabezas piensan mejor que una, vaya.
Oscar Möon (vocalista de Möno), Álex Babu (guitarra y compositor) y yo misma llevamos adelante el estudio. Creemos en el proyecto y en cada uno de nosotros en el equipo. Creemos en nuestras posibilidades y en el trabajo del otro.

Si el equipo de creativos son dos cabecitas pensantes y pariendo el arte que sabemos. Con Álex toma la forma que necesitamos, puesto que es el que reordena y canaliza todo lo que fluye por allí.

Lo que sí somos es una familia. Realmente somos nosotros mismos. Eso hace que hace cuando estamos pletóricos se respire lo mismo y si hay un día malo puedas notarlo en algún momento puntual también.

Aunque entre Óscar y tú tal vez tengáis ideas dispares…
¿Dispares? (Carcajada) Somos una bomba de relojería y de parir ideas. ¡¡Pero es genial!! Cada idea, es realmente bienvenida. Álex nos deja porque confía rotundamente en lo que sabemos hacer de una manera absoluta. Óscar es un puto crack y creo que tengo buenas ideas. Hay flow y amor por lo que hacemos. Creo que esa es la clave.

También hacéis diseños. Vuestra especialidad es el “old school”, si no me equivoco. ¿Vuestro diseño suele marcar tendencia o es el tatuado el que prefiere su propio diseño?
Por normal general somos afortunados porque nuestro “toque” o “estilo” gusta y es buscado por el público que se acerca a nuestro estudio.

¿Cómo nace un diseño? ¿Se desechan muchos hasta dar con una idea en concreto?
Te podría contestar con un “depende esto o lo otro”, pero en mí, nuestro caso, lo resumo en que no hay muchos, no hay desechos ni stocks apenas puesto que el cliente que realmente siente que quiere tatuarse en ese momento llega a nosotros y vierte su inquietud basándose en nuestro trabajo y referentes externos muy claros, cosa que hace que la posibilidad de error sea de un margen chiquito. Básicamente preparamos un boceto personalizado y, en la ocasión que lo requiera, se reelabora algún detalle que básicamente suele ser para adaptar el formato del dibujo a la zona y dimensiones del cuerpo a tatuar.

Me pregunto si la viabilidad de un establecimiento así es posible estando en un país que no ve demasiado bien los tatuajes.
Absolutamente lógica tu pregunta, y te contesto que es amor/odio lo que siento por la moda de los tatuajes. Es gracioso a veces pensar que debe haber quién piensa que los tattoos se eliminan con un nanas o algo así. Me pregunto cuántas hadas, fresitas borrosas, demonios rojos con tridentes, tribales verdes y enanos sobre setas tendremos que seguir cubriendo, aunque ahora como las piezas que se tatúan suelen ser más grandes (léanse conceptos que yo llamo “lo que me gusta”, como radio-casettes, pastelitos, etc… y anclas, barcos y otros motivos del tatuaje clásico que mucha gente se hace porque visualmente están de moda). Sólo cabe hacer maxi tattoos como cóver o pasar por “la casilla de salida” y pagar una “pasta” para eliminarlos con láser.

¿Es viable nuestro estudio? Sí. Por suerte para nosotros, quien ama el tattoo lo ama de por vida y cierto es el rumor de que suele “enganchar”.

Si mimas a tus clientes y hay “flow” por supuesto se logra lo que se desea por parte del cliente porque este repite. Aunque el cliente “pique” en el arte de otros tatuadotes va volviendo a ti, cosa que es muy gratificante.

El tattoo está aún mal visto y es juzgado, sobretodo cuando buscas empleo. Cuando se me presenta un tatuaje nuevo debo plantear a cliente la posibilidad de que su nueva adquisición puede poner trabas en su desarrollo laboral.
Hoy por hoy -para una mujer- es algo más fácil llevar tatuajes porque para la sociedad de pandereta e la que vivimos somos tan sabios que en ellas se consideran estéticos, aunque sigan siendo barrera en la mayoría de las ocasiones para obtener empleo. En un hombre es considerado síntoma de macarrismo y de ser poco centrado. Eso, evidentemente, cierra muchísimas puertas dentro del mercado laboral.

Cierto es que en algunos campos hemos evolucionado, pero la cultura del tatuaje y de la música en “españita linda” brilla por su ausencia, desgraciadamente. Así nos va.

Amén de los suministros y material. ¿Puede ser bastante rentable o por el contrario cuesta hacer cuentas a final de mes?
El gasto de material no es más costoso que el cúmulo de horas de preparación del dibujo, de la creación de la pieza y del trabajo en sí del dibujo en piel. El tiempo es dinero. Sale a cuenta si se sabe coordinar y tatuar y dibujar. Es algo así como un “don” y eso sí que ni se compra ni tiene precio.

De hecho, hay un local en Nueva York (26 Clinton Street) que se llama Bang Bang Tattoos… No sé si tenías constancia de ello.
Sí, sí, lo supe hace un tiempo.

¿Para desprender “follabilidad” es necesario ser guapo por fuera o realmente esa cualidad se lleva intrínseca en la sangre?
“Follabilidad”, interesante “palabro”. Creo que si entiendo bien a lo que te refieres hablamos de que es un compendio de elegancia, autenticidad como persona, alta seguridad en ti mismo y pisar creyendo en ti, sabiendo lo que quieres y lo que no, sabiendo lo que te limita y qué límites quieres y puedes o no traspasar… sabiendo quién eres. Creo que es necesario ser transparente y no querer conseguir sentirte “diferente”, sino ser tú mismo. No sé si lo que desprendo es “follabilidad”, pero creo en el poder de atracción, hay quien es imán para muchos, considero que en muchas ocasiones yo lo he sido y aún sucede. Y si tengo esto (espero no ganarme enemigos con esta contestación), ojalá sepa usarlo con sentido y cordura, mucha cordura.

Supongo que la personalidad tiene mucho que ver. Incluso más que un miembro masculino de gran tamaño. Digo esto por lo que puede delimitar socialmente a una persona con tatuajes.
Se puede delimitar socialmente a alguien con cualquier excusa y si es algo visual y que puede llegar a definirte como persona quizás más. La sociedad es muy generosa poniendo trabas, cerrando puertas… No entiendo aún lo egoísta que llega a ser el ser humano y lo patético que es ver al “yo” del que censura por envidias, prejuicios, ignorancia o “retraso cerebral” (por llamarlo de alguna manera). No entiendo cómo se implica la humanidad en seguir pisando el avance que otros intentan conseguir, sobretodo cuando se lucha por cargarse la sobrevalorada apariencia externa, la idealizada imagen del estereotipo que dicta el momento en que se vive.

Exactamente, los prejuicios hacen bastante daño con respecto a la persona tatuada. ¿Te has visto discriminada por ello?
Por suerte no me he sentido discriminada. Eso sí, repasada y analizada, por supuesto, soy consciente de que lo soy, pero vaya… que me es igual.

¿Qué situación discriminatoria te hizo sentir más violenta?
La verdad es que aquellos que discriminan a alguien por llevar tatuajes no reparan en que hasta un traje de corbata puede ser más “dañino”. Vamos, que tú no tienes la culpa de la inseguridad de los demás.

La frase que contesta al comentario “¡¡¿¿otro tattoo??!!” es “yo no tengo la culpa de tu inseguridad, si no te gustan, no te los hagas”, claro. Yo haré en mi piel lo que yo quiera.

Supongo que os habrán pedido tatuajes de todo tipo, ¿os negáis a hacer alguno en concreto?
Te lo digo tal cual contesto: no tatúo ni coños ni pollas. ¿Por qué? porque no necesito estar pendiente de los bajos de nadie. Quizás algún día me especialice, quien sabe… pero no tengo la intención. ¡Eh, cada uno que se tatúe lo que quiera! pero yo elijo no tatuar esas dos zonas.

¿Qué es lo más “freak” que habéis tenido que diseñar o tatuar? Me imagino que no hay nada imposible. Si lo es será visto como un reto, ¿cierto?
Cierto. Aún así soy consciente como cualquier creativo, de mis limitaciones y de mis aptitudes. Aunque siempre tenga nuevos objetivos cercanos para poder llegar y avanzar hasta los más lejanos.

¿Algún celebrity que os haya visitado o lo haga con cierta frecuencia?
Diseñadores de moda, cantantes y músicos del panorama barcelonés (teniendo en cuenta de que Óscar es vocalista de Möno y Álex guitarra podríamos considerarlo normal), deportistas conocidos, retirados o no retirados… Podemos decir que sí, pero vaya, sea quien fuere tanto monta monta tanto. Me es realmente igual de dónde salga y a dónde vaya, yo sólo quiero que en mi casa se sienta en paz, se sienta bien y le guste estar.

Seguro que alguna anécdota ha caído…
Pues sí, fue con los Death Angel. Venían de compartir un festival con Kiss y al tour manager le firmó en la muñeca Paul Stanley. Me llamó por teléfono Javixe (http://www.silvertrack.net/) un gran tipo, enorme personita y buen amigo, para ir a tatuarle el autógrafo. Y allí me veo, en el bus de ruta… ¡tatuándole! ¡Y con gusto!

¿Puede llegar a excitar ser tatuada o tatuar? ¿Te ha sucedido?
¿Poder? Sí. Olor corporal y hormonas funcionando… evidentemente sí. Reconozco que por la primera época la mezcla de olores, el desinfectante, la sangre, la piel abierta y la tinta eran a veces más que motivos suficientes para despertar estímulos. Sencillamente siempre he sabido proceder como debía trabajando.

También tienes otra faceta. Has posado para gente como Nacho Hernando, Polymerboy, Mary Hernández, Antonio Flórez… ¿hace falta tener un cuerpo llamativo (bien visto socialmente) para tener que lucirlo?
Hace falta tener un gran comunicador al otro lado del objetivo y que vea y se sienta transmisor de algo y que el que está ante el fotógrafo transmita, explique y juegue al juego que el fotógrafo quiere, que se juegue al que el modelo quiere explicar… y en conjunto que se juegue y se siga “a una”.

¿Necesitas complicidad con un “fotero” para posar desnuda?
Absoluta y rotundamente… yo sí.
Puedo posar para fotógrafos, pero “decir” o “transmitir algo”… sólo nadando en “complicidad” y en el “flor”.

E incluso con diseños de Boris Hoppek. Aunque esto último se trataba más bien para una exposición. No obstante las fotos han sido censuradas por mostrarte desnuda. Volvemos a los prejuicios y raras obsesiones de la gente.
Cierto. Es lo que sucede siempre, igual que con los tatuajes. Hay juicios y prejuicios y se suelen volcar los miedos en el semejante. Se anula el libre albedrío y se censura la libertad con el libertinaje del que veta la opción del retratado.

Seamos realistas: esto es lo que hay. Hemos avanzado desde el “destape” pero… a veces da la sensación de que vamos de Guatemala a guatepeor.

Y lo haces para varios estilos. Desde el erótico hasta el Pin-Up pasando por el bondage y otros tantos. ¿En cual te sientes más cómoda?
Sinceramente, es el comunicador que está al otro lado del objetivo el que me hace sentir más o menos cómoda. Es el equipo en sí lo que me hace ser yo, y eso me gusta. Me gusta ser partícipe de una sesión de fotos en la que si la película faltara no dudaría en estar igualmente. Cualquier excusa es buena para crecer como persona. Y si es una sesión de fotos… ¿por qué no? Es genial obtener resultados de un tiempo conjunto con alguien. Y seamos sensatos, ¿a quién no le gusta verse bien? ¿A quién no le gusta gustar? ¿A quien no le gusta que lo mimen o que le preparen una buena cena con un buen vino, que le lleven a un conciertazo, a una buena obra de teatro o a ver un peliculón? ¿A quién no le gusta que mimen su imagen y verse en papel o archivos fotográficos de buena guisa?

Cómoda y especial. De todos los tatuajes que surcan tu piel… ¿Cuál es el más especial para ti?
Especial… Todos mis tatuajes tienen “su” momento y “su” por qué. Pero quizás, aunque adoro cada uno de ellos, los que aportan frases son absolutos en mí. Algunos hasta ni me apetecería explicarlo masivamente. Es mío, y como mucho, un día, te lo cuento a ti.

¿Se tatúa uno por amor?
¡Claro! Y por creer que es amor también.

Es más, ¿es recomendable tatuarse por amor?
Hay muchos tipos de amores y “quereres”. Lo que aconsejo es que sólo te tatúes por amor cuando sepas a ciencia cierta que aquello que te tatúas es lo que amas para siempre, como concepto. Siempre digo que el lote de mi vida es mi hija y yo, que eso es inamovible pase lo que pase, el resto… puede pasar hasta desapercibido. Por ello no me gusta nadita tatuar nombres de parejas. Pero es más que bonito tatuar el nombre de un ser al que quieres por la importancia real que tiene en tu vida, a pesar de todo y de nada, o sea, tatuarse a la persona, sobretodo con una pieza que pueda definir el concepto de esta definiéndote la unidad con ella, sin necesidad de nombres. Pero evidentemente, cada uno elegirá y respetaré la decisión de cada cual.

Eso sí, me reservo el derecho de no tatuar banderolas en el pecho de nadie con el nombre de la novia o del novio e historias de esas, sobretodo a la gente que apenas lleva tatuajes. Son mis cánones de moral, remitiéndome a que la gran mayoría acaban con un cóver (tatuaje que cubre otro) encima.

Tal vez es la pasión lo que lleva a alguien a tatuarse… por amor.
Así lo creo, auque te puedo decir que muchas personas que se tatúan el nombre de su “querido/a” saben de antemano que pueden llegar a tapárselo e incluso se lo tatúan de manera que no sea un estropicio brutal el hecho de taparlo en un futuro. Muchas veces sólo es una excusa que se usa como muestra de “mira lo que te quiero”.


Lía en Rebeldía: Con uñas y dientes.

Publicado en

“No consumo música cuando mantengo relaciones”.

Las dobleces del destino son arrugas en la piel del camino. A saltos y golpes, renace la historia de ojos que queman como el fuego y duelen como hielo. Lía En Rebeldía ha tirado piedras contra los cristales y ha contorneado su figura en tinta. Es Rock and Roll y una Suicide Girl (habiendo aparecido en tan famosa web). Puede morder, pero incluso así es preciso dejarse envenenar por el licor que corre por sus venas.

TEXTO: CHARLY HERNÁNDEZ.
FOTOS: IVY LLAMAS, POLYMERBOY, J.A. DORIA y ECCEHOMO.
Publicada en ChopperON / Nº 43, Marzo 2012

No sé si ponerme violento o reflexivo, pero creo que juntaré ambas. ¿Necesitas viajar y salir de “tu ciudad” para reflexionar y evitar así ponerte violenta?
(Risas)Pues más o menos es así. Creo que aún estoy buscando el lugar en el que “poner el huevo”. No soy precisamente una persona conformista, por lo que cuando no es la gente, es la ciudad, cuando no el transporte público, y así. Puedo haber vivido en más de diez ciudades diferentes, pero como bien dices, amo Cataluña, aunque Barcelona me violenta.

Aunque no sé si eres demasiado reflexiva… diría que eres de esas personas que primero dispara y luego pregunta.
Bueno, reflexiva… Siempre he sido muy cívica, intento pensar cómo pueden afectar mis actos a los demás y entonces actuar en consecuencia. Pero en cuestiones que me atañen a mí, como mi afán por descubrir mundo, y en cuestiones del corazón no me planteo nada.

¿Te ha sucedido algo así? Ya sabes. “Disparar” y después darte cuenta de que tal vez habría sido mejor preguntar antes de todo.
Y no disparo, ¡ametrallo! Así que me he visto envuelta en más de un “sarao”, como un matrimonio frustrado con dieciocho años. Y eso no es nada…

Supongo que la música ayuda. Hay quien se siente ayudado hasta tal punto de que un disco ha salvado su vida. ¿Puedes decir lo mismo?
Bueno, aquí me voy a poner “moña”. Mi vida gira en torno a la música. Dicen que los amigos son la familia que eliges y la mayor parte de mis “familiares” son músicos.

De ser así… ¿cuál ha sido tu salvavidas?
A mí me salvó un disco y luego su banda; Ix! Un grupo de Barcelona que canta en catalán ¡con un directo increíble! Es más, llevo una frase tatuada de uno de sus temas que en un momento “bajo” me hizo subir para arriba, como un salvavidas, tal cual.

¿Hace falta ponerse punk cuando el sexo es salvaje o eres más de baladas a lo Scorpions y postura del misionero a paso ligero?
¿Te digo la verdad? No consumo música cuando mantengo relaciones. Me agobia. Me guío mucho por la respiración, por los sonidos de estremecimientos y suspiros… Ya te digo que soy una tierna. A mí me gusta la pasión. Se puede empezar con ‘Paradis circus’ de Massive Attack y acabar escuchando la oferta de inscripción a Spotify… Pero necesito comunicación al cien por cien.

Y ahora una pregunta con enjundia. ¿Te consideras una chica “heartbreaker” o “cockbreaker”?
(Carcajada) Aunque me duela reconocerlo, he jodido más emocionalmente que físicamente. Hay personas con las que no me he portado bien. Al estar buscando siempre el equilibrio he desestabilizado a muchas buenas personas. Y eso no es justo.

Dime una cosa. ¿Valiente es quién abandona su tierra en busca de algo mejor para él o el que se queda para solucionar el problema que tiene en común con los demás?
Valiente es el que conoce sus limitaciones. El que guarda bajo llave esos “muertos” que todos tenemos en el armario. Valiente es el que se va de su tierra dejando familia amigos y malos recuerdos atrás para reencontrarse y conocerse, y que encima, al irse, supo dejar en orden todos los problemas que tenía con los demás. Sólo así puedes marchar “ligero de equipaje”.

¿Y el rebelde? ¿Nace o se hace por moda?
Yo creo que uno nace con la rebeldía por defecto. Y en base a como te sientas con la sociedad, se alimenta y crece.

¿Qué tiene Tenerife ahora que estás en ella? Es posible que hayas idealizado la isla… aunque claro, uno no sabe lo que hay hasta que lo vive.
Tenerife… ¿Qué te puedo decir? Rincones de ensueño, clima perfecto, el Teide acojonante… Y el mar Atlántico, tan frío como la vida aquí. Eso es por el síndrome de las islas. El que haya vivido en una sabe de qué hablo.

Aun así, ¿la vida se ve desde otra perspectiva? Tal vez el ritmo es distinto al de Barcelona o Madrid…
¡¡¡Ni punto de comparación!!! Aquí no hay “grandes eventos”. Siempre llegan veinte minutos tarde… ¡¡¡Pero no quiero criticar mucho que luego me atizan!!!

Y unido a esto están los tatuajes. ¿Cada uno de tus tatuajes marca una etapa de tu vida en especial o te los haces cuando te da la gana y punto?
La mayoría (unos veinte de veintiséis) tienen su significado. Marcan etapas determinadas de mi vida, tanto positivas como negativas. La cuestión es no olvidarlas, aprender de ellas en lo bueno y en lo malo.

¿Cuánto te has podido dejar (de dinero) en total de manera aproximada?
La verdad es que han experimentado mucho con mi piel, así que si me paro a pensar y a echar cuentas… 1.200 euros.

¿Cuál es el más caro y el más especial? Pese a que una cosa no quita la otra.
El más caro es el Koi (carpa japonesa) de mi espalda. El más especial es uno medio cutrillo que me hizo mi ex, que es el nombre de mi perrita con su huella.

Y como viene siendo normal, lamentablemente, te habrán rechazado (socialmente hablando) por llevarlos…
Mira, en Madrid sin ir más lejos. Un mes de agosto iba yo en shorts y tirantes y una señora le dijo al marido
Señalándome: “que lástima, toda tatuada…” Entonces, yo me planté y le contesté: “lástima la que da usted, por retrógrada y maleducada”. Y lo más alucinante me sucedió aquí, en Tenerife. Me ponían pegas para contratarme de dependienta en una tienda de ropa diciendo que tendría que taparme los tatuajes. Mi jefe era tatuador, tatuado
Choppero y militar rockero. ¡¡Desde aquí le digo que es una nenaza!! ¿Por qué siendo cómo es viene a “ponerme dificultades”? Mejor me callo, que me caliento.

Ya que estamos. ¿Con que canción repartirías alguna que otra hostia?
¿¿A hostias?? ¡¡Con Misfits!!

Oye, creo que te estoy “vendiendo” un poco agresiva, ¿no?
¿Un poco agresiva? No,¡¡te estás pasando!!! (Carcajada)

Bueno, pero tienes tu lado tierno. Supongo…
¡¡¡Soy más que tierna!!!

Siempre he pensado que tatuar tiene algún tipo de relación fálica. ¿Te excita ser tatuada?
A mí, particularmente, no me “pone” que me tatúen. Estoy más pendiente de la forma de trabajar del profesional, o sea; supervisando, relajada, a veces aguantando el picor…, pero tranquila. Como quién va a hacerse una permanente.

Me imagino que la confianza tiene que ser suficientemente buena como para llegar a ese punto. De igual manera que también has posado desnuda completamente.
En mi caso, lo de las fotos ha sido como un striptease. De a poco me iba sintiendo más cómoda, y de pronto me veo con la posibilidad de disparar con alguien que trabaja el desnudo. Así que de antemano tienes la garantía de que no va a quedar una “cerdada” y sí algo erótico o sensual, ¡¡¡por lo que de pronto te ves en bolas y como quién oye llover!!! Claro, que supongo que estar conforme con el cuerpo de uno es importante…

Tengo curiosidad por algo. ¿Cómo se te presenta este tipo de sesiones? ¿Llegas tú y lo propones? Me refiero a que un día puedes levantarte y decir: “hoy me apetece posar desnuda” o “hoy me apetece hacer de ama de casa en una sesión”.
Hombre, procuro ver el trabajo de la persona con la que voy a disparar. Hay mucho “fotógrafo” de pacotilla que lo que quieren son fotos para pajearse, y pasar un buen rato.

En caso de que te lo propongan, ¿tienes que seleccionar bien lo que quieren o tiras sin pensártelo?
Hombre, ¡hay tías que salen espectaculares hasta cagando! Pero se necesita actitud. Yo no tengo un cuerpo espectacular y además soy bajita. No tengo nariz de ratita, ni pómulos de vedette, pero procuro mostrar descaro. Lo más importante (al menos para mí) es que el fotógrafo, además de buen profesional, debe ser buena persona.

Has posado para mucha gente. Ahora recuerdo a Ivy Llamas (para Suicide Girls), Emmanuel Cienmandragoras, Calvin Dexter, Polymerboy, Eccehomo, El Selenita, J.A. Doria… ¿un buen fotógrafo es suficiente para que una foto sea buena aunque la modelo resulte nefasta? ¡Los hay que hacen milagros!
Yo sólo trabajo con gente con la que previamente me he entrevistado y he sentido buen rollo, eso, a no ser que seas Giselle Bundchen, se refleja en la calidad de las fotos.

Bajo mi punto de vista, creo, que las de Ivy Llamas y Polymerboy (además de alguna de Cienmandragoras) son las más representativas sobre tu persona. Amén de tu figura. ¿Estás de acuerdo?
¿Ves? Es que Ivy y Joan (Polymerboy) son de estas personas que te alegran el día cuando los ves aparecer, teniendo en cuenta que son unos cracks en lo suyo. Si es fácil desnudarse el alma con ellos, desnudarse para tomar fotos es como si tuviera que envolverme en papel de plata. O sea, un requisito sin importancia. Me representan sus fotos
Porque me conocen.

Igual te pongo en un compromiso, pero… ¿con quién has trabajado mejor sintiéndote tan a gusto como para volver a repetir?
Con Calvin Dexter, sin duda. Me encantan sus fotos, y es una persona que se preocupa mucho de los detalles.

Es, sin duda, una columpiada mía, ¿pero has vivido algún momento freak o te han pedido algo demasiado hardcore? Suele pasar…
Bueno, una vez me hicieron un bondage. De pronto empecé a sentir que se me cortaba la circulación de los brazos y que me hormigueaban. Encima me empecé a agobiar y me dio un poco de ansiedad. Me gusta tener las cosas bajo control, así que no fué culpa de nadie, sino de que se me fué de las manos… Como una de aquellas primeras sesiones, cuando el fotógrafo sesentón quería ponerme el aceite para que “mi cuerpo brillara”. Eso ya no me pasa más.

Cierto es que llevas tiempo sin aparecer fotografiada de manera “oficial”. Creo que las últimas fueron las de J.A. Doria. ¿A qué es debido?
¡¡¡Es debido a Tenerife!!! He propuesto a mucha gente trabajar juntos, y todo el mundo quiere cobrarme. Estoy muy agradecida con J.A. Doria y con la gente de Nolohagas.

¿No volverás a hacer más sets para Suicide Girls?
Quiero hacer otro set para Suicide Girls, claro, pero aquí no hay fotógrafos oficiales. Luego se lo propones a alguien y se lo toma con calma, mucha calma.

Bueno… todo sea volver a “tierra firme” y esperar. ¿Eres de las personas que da el tiempo esperando algo a cambio o lo regala directamente?
Bueno, yo creía que regalaba el tiempo. Luego me he dado cuenta que me he acercado a “querer” y a ayudar a gente que he llamado amigos. Pero cuando de pronto los he precisado no estaban, entonces me he dado cuenta que he “querido” para ser querida, entonces he degradado a los “amigos” a “conocidos” y así.