Canal RSS

Guisante: Lo mejor de la huerta.

Publicado en
001

“Cuando escribo me salen unas letras muy plásticas”.

Se estaba haciendo de rogar, pero el nuevo trabajo de Guisante por fin se materializa con el título “Envasado en hechos reales” (La Cafetera Atómica, 2013) después de un EP homónimo editado hace 16 años, que se dice pronto. Rafa Domínguez personifica la fábula y la música en un fantasioso disco que recorre el Rock y el Pop de cabo a rabo. Letras oníricas y espacios idílicos se dan la mano en un cuento para adultos que nunca se comieron las verduras. El LP se puede escuchar y comprar en Bandcamp.

TEXTO: CARLOS H. VÁZQUEZ.
FOTO: ROBERTO RUIZ HERRERA.

Por fin sale “Envasado en hechos reales”. ¿Cuánto has tardado realmente?
Mogollón. Hay bases que están grabadas desde finales del 2006 o por ahí. También he cambiado varias veces de sitio el estudio; primero lo tuve en Miralbueno, luego me fui a Garrapinillos, ahora estoy en Torrero…

¿¿Te has cambiado??
Sí, porque era insostenible. Estaba muy bien para que la gente viniera y tal, pero llegó el 2009 y adiós muy buenas. Aguanté hasta que no pude más y me cambié.

¿Y ahora en Torrero?
Pues estuve prácticamente todo el 2010 insonorizándomelo con estas manos (risas).

Sigamos con el LP. Había canciones que, como dices, ya tenían las bases hechas desde más tiempo, pero yo recuerdo haber escuchado en MySpace y en maqueta algunas como ‘Buceador y buceadora’, ‘Gaviotas en el café’, ‘Famoso impermeable azul’ (que ahora se llama ‘Impermeable azul’)…
Y suenan muy parecidas. Ahora grabo de otra manera porque ha pasado mucho tiempo, pero no es por la producción (en cuanto a arreglos), sino por el sonido de las cosas. Algunas canciones ya estaban mezcladas y quería dejarlas en ese estilo, y es por eso por lo que suenan tan parecidas. En ‘Gaviotas en el café’ metí alguna voz más y en alguna otra en la que cambié algún detallito así un poco paranoico.

Eso lo he notado mucho en ‘Circo circular’. La primera versión tenía una mandolina que era más notable, pero ahora, aunque está, se acompaña de otros arreglos.
Sí, ‘Circo circular’ y ‘Buceador y buceadora’ son de la época vieja de Guisante, del 96. Ya tenía por entonces un estudio montado con un 16 pistas analógico. También es verdad que han estado por ahí circulando y que ‘Circo circular’ la grabamos con Enrique [Bunbury], así que he recuperado partes de una y partes de otra. Los arreglos de viento y de violín son de Javi [García-Vega] y de Belén [Estaje], añadiendo algunos arreglos de la época con Enrique junto con la anterior etapa, como la mandolina que has mencionado. Aunque la versión que hicimos con Bunbury tiene un final más rockero por un solo de guitarra que hago, la de ahora es más tranquilita.

Otra de las canciones que estaban por MySpace pero que ahora no aparece es ‘El hombre bombilla’, de El Niño Gusano…
Es que tiene un rollo totalmente diferente debido a que es electrónica. La hice para el recopilatorio de El Niño Gusano y ahí se quedó.

Pero aparece ‘Chimos’, de Muy Poca Gente.
Es de Muy Poca Gente pero la canción es mía y me parecía bien recuperarla. Es también un guiño a Sergio Algora, pero ‘Chimos’ es una canción que le gusta mucho a la gente y a mí, pero me daba pena que se quedara en el olvido de la mala suerte, esa que tuvimos con Muy Poca Gente.

¿Y qué ha pasado al final con Julieta Venegas y su colaboración en ‘Circo circular’?
Estuvimos ahí, en conversaciones, pero entre que está tan lejos y que ha tenido un crío… la cosa se había complicado. Nos hemos visto menos y la cosa no ha llegado a concretarse. Además, ya canta Enrique en ‘Impermeable azul’, así que tampoco iba a hacer un disco de duetos… ¡aunque lo pensé también! Quise que Iván [Ferreiro] cantara alguna. En realidad, la idea consistía en hacer un disco original y luego otro con 4 o 5 versiones con cantantes conocidos, pero siempre queda tiempo para eso. La cosa era sacar ya el disco puesto que había pasado mucho tiempo.

Desde el EP hasta ahora han pasado…
Pues 16 años que van a cumplirse.

Es curioso que siempre sacaras un LP (que a veces se acompañaba de un EP) dentro de los grupos en los que estabas. Salvo con Tras El Francés, claro, que eran maquetas.
Con Tras El Francés, efectivamente, no sacamos nada, salvo 5 maquetas. Con INK dos singles y un LP. Con Muy Poca Gente un LP y un EP… así que espero que Guisante me dure más (risas).

Entonces es una continuación. Vaya, que quieres hacer más con Guisante.
Sí, la idea es seguir. El disco había que sacarlo porque era una idea que tenía ahí pegada y era una manera de pasar página de alguna manera, aunque no es sacar el disco y olvidarme de Guisante. Date cuenta que hay muchas canciones grabadas desde hace tiempo, canciones que me daba pena dejarme en el cajón porque todavía siguen siendo muy válidas, y si eso aguanta el paso del tiempo, significa que son razonablemente buenas. Libi me empujó bastante a que retomara la historia de Guisante, cosa que le agradezco.

Creía que su envoltorio iba a ser naïf en un principio, pero es posible que esa idea cambiara desde que se empezó a hacer el disco.
Hay de todo, pero puede ser. Es cierto que hay canciones que van tirando más al naïf porque el mundo infantil icónico es, de alguna manera, el mismo para mí.

‘El libro de los sueños’, por ejemplo.
Bueno, el título es onírico, pero no tiene nada de naïf aunque sí contiene ese punto. Tampoco me gusta llegar al límite de esos grupos que hacen auténticas moñadas, pero sí me gusta que tengan un aire que nos recordase a la infancia en algún momento, relacionándolo con el juego y con la diversión.

Está ‘Conejo reloj’, que inspira mucho a los parajes y pasajes de “Alicia en el país de las maravillas”.
Sí, exactamente. De hecho, “Alicia en el país de las maravillas” es algo naïf, pero en realidad es una cosa atemporal y universal.

Dejando de lado el apartado naïf, voy con ‘Casa desolada’, un corte que tiene tres canciones de The Beatles bajo mi punto de vista: ‘Because’, ‘Sun King’ y ‘The Fool on the hill’.
Es que esta es claramente beatleliana, aunque no me he basado específicamente en ninguna. Está claro que la progresión armónica que lleva es típica de bajada de medio tono. No me he basado específicamente en ninguna, como te digo, pero me las sé todas de memoria, así que no he tenido que estudiarme ninguna para hacer la canción (risas). ¡Que vivan The Beatles!

¿Fue ‘Judy Garland’ la canción por la que se decidió continuar Guisante?
No, no ha habido ninguna canción en concreto. Son temas que se han ido escribiendo a lo largo de los años; unas es unas situaciones… y otras en otra. ‘Casa desolada’ sí que se hizo en la época en la que estaba con Bunbury de gira, pero no recuerdo cuando compuse exactamente ‘Judy Garland’. No hubo ninguna canción que me empujara a iniciar de nuevo Guisante, simplemente estaba haciendo canciones y ahí las tenía. Como ahora, que sigo haciendo canciones y ahí las tengo, para unas cosas y otras.

Bueno, ahí están las composiciones que hiciste para el Teatro del Temple. ’75 X Ciento’ se llamaba.
Hice toda la banda sonora excepto las que ya había. Enrique metió 4 temas, hice un par de versiones que me pidieron los del Teatro del Temple; una de Serrat y otra de Carmen París. Algo diferente a las que ya había, para cosas específicas de la obra. La música era todo Ballet, multimedia y música instrumental… que es por dónde va un poco la historia. Hay momentos de diálogos, pero era una obra que básicamente se componía de Ballet y teatro.

¿Y cómo crees que se puede expresar algo haciendo música instrumental?
Ellos me dieron un guión básico sobre lo que se tenía que contar en cada momento. No me resulta muy difícil hacerlo porque cuando escribo me salen unas letras muy plásticas, y de alguna manera sí que imagino vídeos cuando estoy haciendo las canciones. Eso, junto con el guión y el acierto que tenga, puede hacerme expresar algo que tenga que ver con el Ballet, la danza contemporánea o los momentos más rítmicos. No sé muy bien cómo se hace, pero a fin de cuentas hay ciertos lugares de la música moderna occidental que se encuentran con la de otros países, así que usamos eso para comunicarnos. Es lo que hablábamos antes del rollo naïf: si escuchas una canción que tiene instrumentos y sonidos infantiles, te va a retrotraer a la infancia por los sentimientos que ello genera. Es como las ensaladas; todo tiene su sabor.

Me pregunto si la portada, que parece sacada de un cuento de los Hermanos Grimm, se iba formando mientras componías. Recuerdo que la portada del Ep era…
…como un espacio, en negro y con una vaina con guisantes. Por detrás del CD salían unos guisantes sobre un fondo negro y la vaina como si fuese una especie de nave con un guisante naranja, cosa que hemos reproducido en “Envasado en hechos reales” también.

Otra relación que yo encuentro llamativa viene por la frase que está en “En Flor”, de Muy Poca Gente: “Algunos seres no demasiado inteligentes adoptan formas caprichosas”.
(Risas) Eso fue cosa del diseñador, a no ser que Sergio [Algora] hablara con él y le dijera una de sus lindezas.

Todo debajo de una zanahoria. ¿Qué tienes con las hortalizas y leguminosas?
(Risas) Que no me las comía de pequeño.

¿Cómo has seleccionado a los músicos de Guisante? Están Libi y Pablo (Picore), Ramón Gacías, Belén Estaje, Javier García Vega…
He juntado a músicos con los que ya he trabajado anteriormente. A nivel rítmico sí que necesito baterías que tengan un cierto grado de técnica porque en el disco hay ritmos de 7×8, 5×4, 6×4… y hay muchos baterías de Rock normales a los que les cuesta adaptarse un poquito a esos ritmos.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: