Canal RSS

Mister Hyde: Hablando en claro.

Publicado en
001

“Es bueno e interesante curtir las canciones en directo antes de que entren al estudio”.

Hace tiempo que dejaron de ser promesas para convertirse en un nombre fijo dentro de la música aragonesa. Mister Hyde promovieron un “algo” con “Vulnerable” (200), el primer EP que surgió después de ganar el concurso POPYROCK del 2006 en Zaragoza. Para continuar con el legado, “Fantasmas” (2009) abriría un poco más el camino al sonido y búsqueda de los chicos para enhebrar después reconocimientos y conciertos con la intención de formar “Iluminando los colores” (2012), el primer LP de los chicos de Zaragoza que representa Alejandro Elías, encargado de hablar con Carlos H. Vázquez en la siguiente entrevista.

TEXTO: CARLOS H. VÁZQUEZ.
FOTO: GUSTAFF CHOOS.

Publicada en Cambio 16

“Vulnerable”, “Fantasmas”… y ahora viene un título como “Iluminando los colores”, un nombre más… ¿vital y entusiasta?
Sí, esa era la intención. Queríamos reflejar optimismo, luz, vitalidad. Es lo que se pretendía.

Hombre, vuestras canciones anteriores tienen esas atmósferas de pesadumbre. Me refiero a ‘He cometido un error’, o ‘Laberintos en la tierra’.
Sí, siempre nos ha tirado mucho ese rollo oscuro y más trágico o épico del rock y el pop. Poco a poco vamos adquiriendo otras influencias que van cuajando en el sonido del grupo. Yo creo que en este nuevo disco se refleja.

Mira, justamente acabo de recordar una frase que rezaba en el libreto del primer disco: “…a los amores perdidos y no olvidados”.
(Risas) Pues ya ves, los hemos superado todos por suerte. Ahora ya no hablamos tanto del desamor; ahora lo hacemos mucho más del amor, de la sociedad, de lo que nos hierve por dentro.

Aunque sí que es cierto que desde “Vulnerable” hasta “Fantasmas” hay un paso más claro (en cuanto a la luminosidad). ¿Es posible?
Sí, por supuesto. Yo creo que cada vez somos menos oscuros. Las canciones de “Fantasmas” ya tenían otro color, mucho más abiertas, producidas, claras, luminosas. Y en “Iluminando los colores” hemos dado un paso más, creo.

El dato es que “Vulnerable” era bastante disperso en cuanto a sonido (aún con sus influencias), y eso que “Fantasmas” siempre te pareció un trabajo incompleto…
“Vulnerable” nos parece un trabajo muy incompleto, sinceramente. Lo grabamos con 22 o 23 años y es normal. Era muy disperso, intentamos meter todo ahí dentro y se notaron mucho las influencias directas de aquella época. Creo que son “Fantasmas” ya había cosas que no se parecían a nada y ahora con “Iluminando los colores” creo que ya hay muchas canciones con un sonido muy propio.

De hecho, eso se puede apreciar en las portadas de ambos trabajos. “Vulnerable” era en blanco y negro tirando a oscuro mientras que “Fantasmas” son unos coloridos espíritus sobre un fondo blanco.
Exacto, fue totalmente a propósito, totalmente buscado.

Pero hete aquí que “Iluminando los colores” se centran en los tonos fríos, como el morado y el azul. Es más: los ojos de la chica de la foto son verdes y azulados.
Sí, queríamos representar un parto, un comienzo. La chica de la portada es la novia del fotógrafo (Gustaff Choos) y le propuse que saliera de una especie de piel animal. A él le gustó y montamos la fotografía. Los colores son ya totalmente cosa suya. Pero sí es cierto que se mezclan colores muy luminosos.

Por lo tanto, el lado más íntimo y acústico del grupo se acentúa, y el lado más guitarrero y bailable también.
Puede ser… pero sinceramente no era la intención. Queríamos hacer un disco guitarrero, bailable, rock, pero inevitablemente Mister Hyde también tiene ese lado acústico y más íntimo que siempre nos gusta incluir. Aunque en este disco creo que no hemos conseguido plasmar acertadamente ese lado acústico. ¡Lo dejamos para el próximo! (Risas)

Colorido o luminoso, el disco ha sido (permítanme la broma) gestado en 9 meses. No uno más, ni uno menos: 9 meses. ¿Esto es mucho tiempo o poco para Mister Hyde?
Es muchísimo tiempo. Es un disco sobreproducido a todos los niveles. Nos costó Dios y ayuda terminarlo. Hubo mucha gente implicada en el proceso, muchas manos, muchos oídos y muchas decisiones tomadas en todo el proceso y eso alarga los plazos. Al final quedamos muy satisfechos con el sonido y eso es lo importante. Creemos que hay 3 o 4 canciones redondas, singles clarísimos que ahí quedan para la posteridad. Eso es lo importante para nosotros.

Grabado entre los estudios Luna Nueva y El Túnel, ¿verdad?
Exacto, sí.

Pese a todo, ha sido un tiempo que tampoco os ha importado. Parece que se han cuidado más aspectos, como la producción, que incluso ha sido tomada por vosotros mismos.
Sí, el disco al final acabó siendo producido por nosotros mismos. No nos quedó otra opción. No nos gustaba cómo estaban desarrollándose las cosas y cómo estaba quedando el resultado, así que cogimos las riendas. No sabíamos lo que nos iba a costar pero sí sabíamos que, al menos, iba a sonar como nosotros queríamos. Eso era lo importante y se consiguió.

Yo diría que las canciones fueron rodadas desde hace tiempo, además, pues ‘Todo lo que tú me has enseñado’, ‘Sombras chinescas’, ‘Remake’ o ‘Manchester’ eran ya favoritas antes de editar “Iluminando los colores”.
Había muchas canciones que ya tocábamos en directo desde hacía tiempo. Por eso te digo que teníamos muy claro lo que queríamos y cómo lo queríamos con estas canciones. Teníamos el sonido en la cabeza.

Desde esas primeras muestras hasta ahora… ¿los cambios fueron más fuertes? Noto que hay más programaciones, aunque las guitarras cobran muchísimo más protagonismo.
Lo que intentamos hacer en el estudio fue envolver esas canciones con el papel de regalo más bonito posible. Somos un cuarteto, un combo de rock: batería, bajo, dos guitarras y voces. Todos tocamos también piano y teclados, así que en el estudio era el momento de invertir el tiempo en hacer esos arreglos y plasmarlos en las canciones. Y de nuevo te digo que creo que lo conseguimos. Los arreglos nos parecen muy buenos, en canciones como ‘Manchester’ por ejemplo creo que son sobresalientes. Nos ayudaron mucho ahí los técnicos de grabación, sin ellos no lo hubiéramos conseguido.

Curiosamente, ‘El silencio entre nosotros’ es un tema que aparece en este nuevo disco. ¿Por?
Es una de las mejores canciones que tenemos y queríamos darle un nuevo aire, más electrónico. Es la última canción del álbum, la más larga… es un tema clásico de cierre de disco. Algo muy ambicioso que nos apetecía hacer.

Pero ha cambiado bastante, de hecho. No es esa versión desnuda de “Fantasmas”.
Es la tercera versión que hacemos ya de ‘El Silencio entre nosotros’. Nos parece una gran canción y la hemos querido vestir de diferentes formas, también es algo lúdico, la verdad es que nos divierte mucho hacer distintas versiones de esta canción en particular (y de todas en general).

Una canción que, aparentemente, no aparecía en el tracklist definitivo es ‘Volverán’, pero después de escuchar “volverán los gritos, las revoluciones… volverán a iluminarse los colores” uno se da cuenta de que no sólo aparece al final en el disco, sino que además da título al LP. Hablamos, lógicamente de “Iluminando los colores”.
Sí, a última hora le cambiamos el nombre. El título del disco está sacado de la letra de esta canción y al final el título también cambió. Nos parece una letra muy redonda, muy social, muy esperanzadora. Ideal para dar título a este disco, el primero de nuestra carrera. El punto de partida real.

‘Romper a bailar’ ha terminado titulándose ‘R.A.B.’, canción que pretendía ser la presentación a esta, vuestra nueva era evolutiva.
La palabra “bailar” no nos gustaba demasiado en el título de la canción. Así que optamos por las siglas. A mí me parece la mejor producida del disco, con los mejores arreglos. Es una de nuestras canciones favoritas y también lo es de la gente que nos sigue. Tiene una energía especial. Abre el disco.

Se puso a disposición una demo, ¿no?
Así es. Grabamos una demo que circuló por internet durante un tiempo. Fue la primera canción que compusimos para este nuevo disco. Y la primera que grabamos. Le tenemos por supuesto un cariño especial.

Pero vaya, que al final uno se da cuenta de que todo el disco fue curtido en el directo mucho antes de meterse en el estudio.
Es algo que defiende Santiago Auserón, entre otros muchos, y para nosotros las palabras de Santiago son dogma. Es bueno e interesante curtir las canciones en directo antes de que entren al estudio, creo que van cogiendo forma y van adquiriendo cuerpo. Es parte del proceso. No puedes saber si una canción funciona o no sin ver la cara del público al escucharla. Para nosotros ese feedback es de gran importancia, nos ayuda mucho a la hora de tomar decisiones respecto a una canción.

Creo que con “Fantasmas” pasó algo parecido puesto que el EP físico fue una reedición de una serie de temas que llevaban en Internet como año y medio, ¿cierto?
Exacto, primero hicimos una edición digital sólo a través de Internet. Pero la acogida fue muy buena y le dieron el premio a mejor EP de Aragón en 2010. Así que decidimos hacer una edición física.

Anteriormente, antes de meteros en el estudio para finalizar “Iluminando los colores”, me comentaste que éste iba a ser un disco que iba a mostrar lo que realmente queríais ser. Sinceramente, ¿ha sido así realmente?
Bueno, nada más salir del estudio de grabación te hubiera respondido que sí. Ahora que estamos ya preparando las nuevas canciones creo que no (risas), pero es algo que te diría cualquier músico. Sin duda “Iluminando los colores” es nuestra mejor colección de canciones y realmente conseguimos que sonara como realmente teníamos en la cabeza. Pero claro, ahora estamos engendrando nuestras nuevas canciones y ya les hemos cogido un cariño especial. Creo que lo próximo será lo mejor, sin duda.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: