Canal RSS

Israel Nash Gripka: Hombres lobo.

Publicado en

“Escribo desde un lugar especial dentro de mi corazón”.

De aspecto campestre y sabedor de las tradiciones del folk y del country, Israel Nash Gripka se escora un poco más hacia la naturaleza con “Barn Doors & Concrete Floors”, dejando de lado el ambiente urbano de su primer disco, “New York Town”.

TEXTO: CARLOS H. VÁZQUEZ.

De hecho, esta segunda entrega se ha grabado íntegramente en un granero. “Comenzó como una simple idea mientras me tomaba un par de copas con el ingeniero, Ted Young. Yo le dije que pensaba que estaría bien grabar en un granero. Creo que definitivamente este disco existe gracias a la granja. El establo se convirtió en un miembro más de la banda. El campo te hace sentir que nada importa”.

Como ha dejado entrever el propio Israel, trabajar en un entorno rural ha ayudado mucho a que el ambiente fuese distendido gracias a la calma. Incluso hasta la portada es un claro homenaje a “Déjà Vu”, obra de CSN&Y. “De todas las reseñas y entrevistas que me han hecho sólo tú has tomado nota de eso. Fue un homenaje y un retroceso al escuchar ese disco en vinilo cuando no estábamos grabando. Incluso el fondo negro de piel sintética es copiado y utilizado para nuestro fondo”.

Queda claro el concepto, pero en cuanto al sonido hay que destacar la grandeza de la instrumentación country/folk (guitarra, banjo, fiddle, mandolina y pedeal steel) siempre omnipresente en canciones como “Four Winds” o “Antebellum”, las cuales duelen y arañan. “Bob Dylan dijo una vez algo así como que toco cuando me siento feliz y escribo cuando me siento triste. Yo escribo desde un lugar especial dentro de mi corazón, que parece más afectada por los momentos más triste de la vida”. Y en especial “Drown”. “Creo que es más bien un reflejo mío. Yo estaba leyendo acerca de la masacre de Ludlow. Woody Guthrie tiene una canción sobre eso también. Realmente fue un tiempo loco en la historia estadounidense”.

A fin de cuentas ha quedado un LP de excelente factura, evocador a la par que tranquilo, como el propio protagonista sentencia. “He trabajado mucho y duro para hacer la lista de canciones. Se pensó en realidad como si fuera en vinilo con sus dos caras. Hay mucho movimiento, creo. Tal vez es como una película decolorada que capta un atardecer, ya sabes”.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: