Canal RSS

Supersubmarina: Pies de plomo.

Publicado en

“Supersubmarina dice las cosas que están pasando y que sentimos”.

Llegaron como un grupo más, pero pronto despuntaron con varios EPs y un grandioso LP titulado “Electroviral” que los llevó a lo más alto del panorama. Jóvenes, sí, pero José Chino, Juancha, Pope y Jay tienen los pies en la tierra y sienten lo que exponen en cada concierto. Así quedó demostrado anteriormente y ahora con el segundo largo, “Santacruz”, un trabajo sorprendente donde la experimentación compromete al trabajo.

TEXTO: CARLOS H. VÁZQUEZ

Publicada en Cambio 16 / Nº 2121, 01 Octubre 2012

¿Creéis que os la jugáis con “Santacruz”? “Electroviral” puso el nivel muy alto y no sé si esta segunda entrega es una reválida.
Chino: Creemos que es importante, la verdad. Como tú dices, el otro disco gustó y funcionó bastante bien, así que pensamos que es importante este disco porque evidentemente la gente está a la espera, pero tampoco tenemos esa sensación de que vaya a ser el mejor disco de Supersubmarina.

Eso está claro, pero las expectativas están ahí…
Chino: Sabemos que es importante y estamos muy contentos por el trabajo que hemos hecho. Creemos que a la gente le va a gustar incluso más que el anterior, por lo menos ese es el sentimiento que nosotros tenemos. Como te digo; es importante, pero tampoco nos hemos comido mucho la cabeza con eso ni nos hemos preocupado en lo que la gente iba a pensar.

Juancha: Queríamos hacer de “Santacruz” el mejor disco de Supersubmarina, pero eso también lo hicimos con el primero y lo haremos con todos los que vengan.

Pero en este nuevo disco la voz está más tratada. Incluso diría que es más oscura.
Chino: Es verdad que cuando grabamos hace tres o cuatro años “Electroviral”, tenía menos técnica con la voz y había cantado mucho menos. Ahora, he aprendido mucho a cantar y a emitir de otra manera. Y también es cierto que el productor de este disco [Tony Doogan] ha metido su estilo propio que tanto marcaron sus anteriores trabajos. Eso era algo que pedíamos nosotros pues ya que nosotros llevamos los temas prácticamente arreglados, queríamos mejorar y potenciar el sonido lo máximo posible, y eso pasaba por la voz y su tratado.

También queda demostrado que ahora ya tenéis controlado vuestro trabajo. De hecho, destaco esta frase de ‘En mis venas’: “Ahora da la sensación de que todo está en mis venas”.
Chino: Sí. La experiencia es una de las cosas que te aporta un poco más de seguridad y de ideas claras. Además de una amplitud mayor de conocimientos que hacen que enfoques las canciones hacia una dirección que sea la que a ti más te guste. Cuando empiezan las cosas y se hace un primer disco uno va probando, y de ahí que haya canciones (como la versión de ‘¡Chas! Y aparezco a tu lado’) que tuvimos que hacer por el motivo que fuera. También pasa con ‘Elástica galáctica’ que, a la hora de afrontar un repertorio, sentimos que no la tocamos tan a gusto con el repertorio nuevo.

Repertorio y fans. Me resulta curioso que vuestros seguidores sean más guerreros que “amorosos”. Es más, ‘Canción de guerra’ le canta a una generación que ya se ha cansado del amor.
Juancha: Buscamos que los conciertos sean enérgicos porque nosotros somos también así. Nos gusta pasárnoslo bien. Y por eso que dices de que algunas letras no son tan melosas, y por nuestra forma de tocar en el escenario, es verdad que transmitimos mucha fuerza, así que nuestra gente se mimetiza con la banda y eso termina siendo un conjunto. Creo que a veces, el público es el reflejo de la banda. En nuestro caso es así.

Chino: Lo que dices de las canciones y el público, puede ser porque la gente tienda más a tener una idea preconcebida dependiendo del tipo de grupo que sea. Por ejemplo, es fácil ver a un grupo de cuatro muchachos de veintipico años y pensar que lo que hacen son canciones de amor porque más o menos es lo lógico debido a su temática en las letras. Realmente, aunque nosotros hemos hablado con temas de amor, siempre hemos intentado darle un punto de más madurez o la búsqueda de algo que de una vuelta a la canción para que no sea evidente. Siempre lo hemos tenido, lo que pasa es que la gente tiene esa visión de que Supersubmarina es un grupo para quinceañeras… hasta que va aun concierto y sucede lo que tú dices.

Y que en la variedad está el gusto, vaya.
Chino: Claro. ¿Y por qué no vas a escribir de amor si es el tema más bonito que hay? Pero también hay más temas.

Personalmente, me da la sensación de que no se toma en serio a las bandas que nacieron a partir de la mitad de la década del 2000. No obstante, vuestro sold-out en La Riviera deja las cosas más que claras.
Pope: Totalmente de acuerdo contigo. El concierto de La Riviera se puso al final de la gira para ver la reacción de la gente y para comprobar si es verdad que nos dejaba en el punto más alto.

Chino: Eso ha ayudado a que se viera un punto más de confianza en la compañía a la hora de abordar este segundo disco. Siempre lo han hecho, pero ahora sí se nota una fuerza mayor. Con los medios también nos ha pasado. Antes parecía que eran ellos los que nos hacían el favor y ahora la cosa es distinta: “¡Coño, que vienen Supersubmarina!”. Lo hemos notado a lo largo de todo este tiempo, pero quizá en esta parte se ha notado muchísimo más como poco a poco nos vamos consiguiendo un hueco y un respeto.

¿Sois conscientes de que en algún momento podéis bajaros de la cresta de la ola?
Chino: Por supuesto. Si no fuésemos conscientes de ello estaríamos muy mal encaminados. Queremos tener una carrera de largo recorrido y sabemos que habrá altibajos, por eso procuramos tener los pies siempre en el suelo y currar mucho para evitar ser una banda que ahora está pegando el subidón para que mañana nadie se acuerde de ella. Vamos a currar para estar ahí y procuraremos renovarnos para que las cosas vayan surgiendo para cuando llegue ese momento en el que todo se hace pesado. Conocemos muy bien los timming de una banda; sabemos en qué momento parar.

En una banda es muy importante la evolución, eso hay que tenerlo presente.
Juancha: Un sitio, una letra… un lugar a donde quieres llegar.

Chino: Tener algo y siempre querer un poco más.

Ser inconformista, vaya.
Chino: Exactamente. Hacemos lo que queremos, nos pagan la pasta, vivimos bien… pero vamos a apretar un poco más en este disco a ver cómo podemos experimentar un poco más ahora que podemos gracias al estatus que tenemos.

Igual sin ese estatus no existiría “Santacruz”. Incluso me parece superior a “Electroviral”. ‘Technicolor’ y ‘Hogueras’ marcan una gran diferencia.
Chino: Pues muchas gracias, tío. Lo interesante es que en el disco haya variedad. ‘Technicolor’ empieza y acaba con una guitarra muy potente, pero unas tienen un ritmo más dinámico y otras brillan de otra manera que vienen muy bien para tocar abajo.

Para cantarlas en directo –con respecto a los fans- tendrá su intríngulis.
Chino: (Risas) Pocos, creo, van a poder cantarla del tirón.

¿Cuántas tomas necesitó ‘Hogueras’?
Chino: La ensayé muchísimo, pero esa canción era lenta.

¡¿Lenta?!
Chino: Sí, sí (risas). En la maqueta era más tranquila. Tony Doogan nos dijo que podíamos apretar más esa canción, y aunque no íbamos a experimentar en todo el disco, sí que podíamos hacerlo en algunas canciones.

Jay: Y eso que era una canción que no teníamos nada clara con respecto a los arreglos. Tony nos dijo que había que experimentar con ella y fue la que más tardamos en grabar.

Y eso que era sencilla en arreglos. ¡Se os fue de las manos!
Chino: Fue la que más tardamos en grabar porque nos poníamos a tocar, y cuando ya las teníamos, mirábamos que era lo que necesitaba esa canción porque ese es el método que utilizábamos para trabajar: tocarla desde abajo y ver qué partes había que tratar. La repetíamos muchas veces. Cuando ya la teníamos segura, más o menos, se grababan unas tomas y posteriormente se terminaban de arreglar.

¿Y con ‘Hogueras’, qué es a lo que vamos?
Chino: Con ‘Hogueras’ tardamos en grabar porque le dimos muchas vueltas. Fue un curro. Con las otras canciones la cosa fue más rápida, tardábamos a lo mejor un día, porque teníamos una idea muy clara, pero con esta estuvimos dos días dándole vueltas y vueltas. Te hablo de sesiones de 10 o 20 horas.

Si os da por sacar una edición “lost-tapes”, esa canción ocuparía un disco entero.
Chino: Sí, sí (risas). Veías las líneas de la canción y era interminable. Era impresionante el número de tomas que había de ese tema, tío. Pero cuando vimos qué toma era la buena y cuál era el ritmo, tiramos con ello.

Sois, también, bastante prolíficos.
Chino: Bueno, prolíficos o no, hay que hacer las cosas cuando las sientes. No nos serviría de nada tener una canción de puta madre que va a funcionar y guardarla para otro momento. Si podemos grabarla, la grabaremos para un EP y la tocaremos en directo.

Simplemente, decías las cosas como hay que decirles con la edad que a eso le corresponde, ¿no?
Chino: Supersubmarina dice las cosas que están pasando y que sentimos. Y como es así como las sentimos, la gente también las siente así.

Os veo católicos. La portada del single de ‘Mis venas’, algunas letras, ‘Tu saeta’, el título…
Chino: Y otras palabras como “piedad” reflejan eso. Pero eso es porque es un reflejo del sitio de donde venimos. Allí, la cultura religiosa, forma parte de la gente. “Santacruz” es una iglesia de allí que está cerca de mi barrio. Cosas que pertenecen a la gente de allí aunque no sean católicos.

Ahí queda la portada con la chica mojada y la cruz. La chica tiene poco de cristiana.
Chino: Bastante poco (risas).

Juancha: Según vaya pasando el tiempo, se irá encontrando la relación con todo esto. Por qué la portada, por qué el videoclip de ‘Mis venas’… si tu lo ves así, te impresiona. Pero todo tiene su sentido. La cruz significa un peso, una marca que llevas encima.

¿Como en ‘Tu saeta’?
Chino: Ahí se refiere a una flecha. Está bien, porque tiene esa conmutación.

Bueno, veo también connotaciones sexuales.
Chino: Eso ya lo dejamos abierto a otras interpretaciones de cómo follar (risas).

Y en ‘Cometas’ dice: “En mi sacramento voy rezando”.
Chino: Claro, es que es como todo. El disco está escrito en base a la ruptura de una relación.

¿De quién?
Chino: Yo, que escribí las letras en este caso. Hacer un sacramento es como pasar por algo, por una experiencia. En la Iglesia es pasar por la Comunión, por ejemplo. En el caso de ‘Cometas’, cuando se dice “en mi sacramento voy rezando”, es para dar a entender que uno ha roto con una persona y va pensando en lo que ha pensado y después vienen las etapas por las que se pasa cuando se termina una relación. Pues ese tipo de cosas en las relaciones donde se trata de diferente manera.

Curioso que se termine la relación estando en un grupo de éxito…
Chino: Hombre, es que en un trabajo así no se ve tanto a una persona. Además, trabajando de cara a tanta gente es más fácil que hay más chicas. Si mi novia veía 10.000 chicas en un concierto (por ejemplo) era más fácil que se peleara conmigo que si trabajara en una carnicería.

Bueno, una carnicería también puede ser peligrosa…
Chino: ¡Será cabrón! (Carcajada) Donde fuera, pero las cosas empiezan y se acaban.

Igual, sin esa experiencia, no habría salido este disco.
Chino: O habría salido de otra forma, con otras canciones…

Y no de este modo.
Chino: Seguramente no. Las canciones están escritas en base siempre a una experiencia. Tanto las mías como las de todo el mundo.

Dejando de lado el “momento prensa-rosa”, me he quedado con las ganas de preguntaros si grabáis pensando en el directo más que en el estudio.
Chino: Grabamos pensando en tocarlas en directo y que funcionen. ¿Cómo hacemos eso? Preparándolas en directo. No nos ponemos en un estudio probando un sonido o un estilo.

Juancha: Antes de grabar, las tocamos. No nos plantamos en el estudio sin haberla tocado. Simplemente, hay muchos grupos que llevan la letra y la acústica encima, pero cuando la tocan se dan cuenta de que no tiene sentido. Probamos la manera de que funcione en directo para comprobar si transmite en directo. Si nos gusta, la grabamos en directo.

Volviendo al tema de transmitir y referente al concierto de La Riviera; uno de vosotros dijo una frase cojonuda: “este es el día más bonito de nuestra carrera”. ¿Era verdad?
Juancha: Sí. Piensa que hemos tocado en muchas salas grandes de España, pero toda la gente que estaba en La Riviera era para vernos. No es como cuando tocamos en un festival, que allí la gente va a ver varios grupos, aunque sabes que están ahí.

¿Qué edades tenéis más o menos?
Chino: Entre 25 y 26.

¿Y cómo se ve todo esto con esas edades?
Juancha: No nos lo planteamos. Procuramos dar todo lo que tenemos en todo momento. De hecho, el EP que grabamos entre los dos discos lo grabamos porque pensábamos que eran canciones que se tenían que grabar.

Jay: Y en ese momento teníamos 7 canciones, pero como no podíamos sacar un LP, sacamos un EP.

Chino: Eso de acomodarte y de guardar cosas para el futuro, es lo que hace que no crezcas. El hecho de que nosotros nos hayamos exprimido en este disco se va a reflejar muchísimo más en esta gira y en la siguiente grabación. Nosotros, desde que empezamos, siempre dimos todo.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: