Canal RSS

Ana Hernández: Velvet sauce.

Publicado en

“Tengo que reconocer que uso más tanga que culotte por el mero hecho de que me es más cómodo”.

Completamente seria y honesta, Ana Hernández se muestra mucho más desnuda con la voz que con el cuerpo, y eso que ha hecho desnudos integrales. Para ella, el cuerpo es algo que tenemos todos, aunque de distintas formas y colores, pero es un cuerpo al fin y al cabo. Ha logrado vivir del modelaje con buen hacer y una mirada más que interesante. Sin duda alguna, enamora sin fulminar con los ojos. Pueden estar ustedes a salvo… o no.

TEXTO: CARLOS H. VÁZQUEZ
FOTOS: DAVID ALFARO Y MALIZE

Publicada en ChopperON / Nº 47, Julio 2012 16

¿El hecho de que se ponga de moda el culto al cuerpo puede ser perjudicial?
Bajo mi punto de vista no creo que se ponga de moda o se esté poniendo de moda ahora. Sí que es verdad que hoy en día parece que hay más afán por cuidarse físicamente tanto por dentro como por fuera pero el culto al cuerpo siempre ha existido, otra cosa es que haya sido más tabú o menos según la época y culturas. Al fin y al cabo todos tenemos lo mismo, de distintas formas o colores, pero lo mismo al fin y al cabo. Para nada lo encuentro algo perjudicial, más bien al contrario.

Aunque la primera cuestión tiene respuesta, también tiene un matiz clave. Puesto que hay más demanda por ese “culto al cuerpo” tal vez, pienso yo, que la obsesión por la moda (y seguir a los demás) de los iniciados puede ser exacerbada.
Exacto, la moda está presente en nuestra sociedad al cien por cien, pues en este mundo en el que vivimos lo que manda es el capital y que la moda evolucione y cambie, que todos nos movamos y consumamos al unísono, es lo que les interesa a las grandes marcas que manejan el cotarro (hablo bajo mi punto de vista ¡claro!)pero sí que es verdad que hoy en día, al margen de las grandes marcas que dictaminan qué se lleva y qué no, están las “subculturas” o tribus urbanas que tienen su propia moda y estilo, claro que también evolucionan y también los grandes se aprovechan de éstas para ir cambiando y marcando distintas tendencias, por lo que considerarse de alguna de estas “subculturas” (gothic, hip hop, rocker, custom, pin up, etc.) en según qué momento también puede estar de moda, así que bajo mi punto de vista entramos en un círculo vicioso que nos acaba llevando al mismo punto, consumir. Pero al margen de las modas (o dentro de las mismas, que más da…), cada uno puede escoger cómo vestirse y con qué, como bien dicen “en la variedad está el gusto” y es uno mismo el que debe crear su propio estilo acorde con su personalidad o con qué imagen quiere dar a los demás.

Y no hablamos ya del modelo PinUp, sino de lucirse con honestidad.
Bueno, es lo que comentábamos anteriormente sobre la moda… encuentro que sí que es verdad que los cánones de la moda están muy marcados, sólo basta con mirar los anuncios de cosméticos, ropa, perfumes y demás en la televisión y prensa, o en las mismas pasarelas. Ahora que has nombrado el modelo PinUp, uno de los aspectos que más me gustan de este estilo es el que no hay un estereotipo de cuerpo ligado a él, así como en las pasarelas debes tener unas medidas y una altura concreta, para ser una PinUp y poder vender puedes estar más delgada más rellena, etc. que no importa, lo que importa es tu actitud. El lucirse con honestidad va con cada uno y con cómo se siente consigo mismo.

Experiencia como modelo de fotografía, azafata de eventos, actriz en teaser, performances y videoclips… ¿todavía se te resiste algo?
¡Se me resisten infinidad de cosas! Me encanta probar cosas nuevas, pero he de admitir que no soy una persona a la que le atraigan los riesgos. Soy bastante conformista, pero a mi favor puedo decir que soy muy sociable y me encanta conocer gente nueva y creo que ha sido eso lo que me ha llevado a probar nuevos campos.

Es más, ¿has intentado alcanzar alguna meta totalmente fuera de tus capacidades?
La verdad es que no, pero mira, nunca había hecho una entrevista y ¡et voilà! ¡Aquí estoy! (risas)… Tengo claras cuales son mis limitaciones, por eso me gusta la fotografía, porque a través de la cámara, de las luces, del maquillaje y del retoque se pueden pulir mis limitaciones o acentuar las características más positivas. Nadie es perfecto, y yo mucho menos. Por ejemplo, si intentara cantar seguro que sucedería un segundo diluvio universal, (risas)…

“Me encanta probar cosas nuevas, pero he de admitir que no soy una persona a la que le atraigan los riesgos”.

En cuanto al videoclip; apareciste en ‘Sun Shaking’ de Cápsula. ¿Cómo llegaste a actuar ahí? ¿Agencia, amistad…?
Fué a través de una amistad, me remito a lo que he comentado anteriormente de que el conocer a gente nueva te da a conocer a más gente. A través de Elisenda Amorós, una maquilladora con la que acostumbro a trabajar con Malize Photography, conocí a Arkaitz Latorre, fotógrafo, que me propuso el participar en el videoclip con una productora que acababa de empezar como tal. Me encantó la experiencia, nunca había trabajado con un equipo y unos medios tan profesionales, además de que no conocía a Cápsula, y realmente fué un gran descubrimiento, tampoco antes me había parado a escuchar rock psicodélico y me gustaron mucho.

Y por gustos afines, además. Aunque te veo más próxima a Depeche Mode…
¡Me has tocado el punto débil! Depeche Mode son Dioses para mí. Me encanta la música y me encantan los conciertos. Creo que cada estilo musical tiene su momento y depende de cómo se encuentra uno anímicamente. Escucho todo tipo de música, electrónica, metal, darkfolk, rock, hardcore, industrial, pop, soul… sí que es verdad que tengo mis grupos predilectos, pero soy bastante abierta en cuanto a gustos musicales.

Tras ver la mayoría de tus sets [“Babydark”] reparo en una cosa: te encantan los posados estilo-oscuro y surrealistas. Mucho color negro, óxido… ¿Es algo que quieres plasmar como propio o la inspiración de Tim Burton es omnipresente?
Sí que es verdad que me decanto más por lo oscuro, me siento más identificada y cómoda. Además me siento muy identificada con la línea de camisetas de Babydark. No es que me inspire demasiado Tim Burton, no es un director de cine que me chifle especialmente, sí que es verdad que para mi tiene películas muy buenas como “Eduardo Manostijeras”, “Sleepy Hollow”, “Bettlejuice” o “Mars Attack”, pero no es mi director de cine preferido, me gustan más las películas de Tarantino tipo “Pulp Fiction” o de Guy Richie tipo “Revolver”. En cuanto a cine soy más de acción que no de fantasía.

A tenor de la elegancia, por supuesto. ¿Es cosa tuya también lo de elegir el vestuario para que sea lo más cercano a tu gusto?
Depende de cómo sea la sesión de fotos y con quien, y aún así nunca es cosa mía al 100%, el trabajo es conjunto, de fotógrafo y modelo, cada uno pone su granito de arena al menos de que sea algo muy concreto en el que uno de los dos o un posible cliente decida. Me gusta poder opinar acerca de los estilismos pero bien cierto es que me amoldo a todo, pues de ser por mi siempre iría vestida de negro y adoptaría las mismas posturas y actitudes, y gracias a los fotógrafos me he podido ver en distintos roles.

¿Culotte o tanga? Personalmente… me resulta mucho más elegante el culotte. No sé tú…
Tengo que reconocer que uso más tanga que culotte por el mero hecho de que me es más cómodo, odio ponerme pantalones ajustados y que se me noten las costuras o las arrugas del culotte o bragas… pero si que admito que visualmente me resulta más bonito el culotte, pues lo encuentro más sugerente y como bien dices, más elegante, ¡y si es de encaje negro ya ni te cuento!

“Al margen del desnudo integral o no, los sets [en SG] han sido realizados por muy buenos fotógrafos y a la vista están”.

Bien es cierto que en tu primer set en Suicide Girls [“Calisay”] te desprendías de un tanga para terminar tapada por una botella del famoso licor. Fue tu primer paso en SG, ¿pero fue la primera vez en la que posabas desnuda?
Sí. Además de ser mi primer paso en Suicide Girls también fué la primera vez que posaba desnuda. ¡Y qué bueno está el Calisay! Es curioso porque entré en SG gracias a que en una noche de borrachera en una discoteca en la que frecuentaba hicieron una fiesta SG, por aquel entonces yo no sabía ni lo que era ni de qué se trataba cuando se me acercó Díaz-Arri, fotógrafo oficial de SG en España y me preguntó que si conocía la página web y que si me interesaba, yo le dije que no tenia ni idea, él me explicó en qué consistía y me dio muy buenas vibraciones, así que acepté encantada.

Si lo fue… ¿te costó o ni te lo pensaste?
Al principio te planteas muchas cosas, y más cuando es algo nuevo para ti, que si qué dirán, que me juzgarán, que pensarán mis padres, mi pareja,… pero luego me paré a pensar y me dije a mi misma que si me apetecía ¿por qué no? era yo la que me estaba juzgando haciéndome esas preguntas, no los demás.

Incluso parece algo gradual. En este primer set nombrado no muestras más que tu pecho, sin embargo, en los dos siguientes [“60s Hotline” y “Stressful Birthday”] los desnudos son directamente integrales y frontales. ¿La idea era ir poco a poco?
No era la idea principal, fue surgiendo, no fue algo planeado. “Stressful Birthday” fué mi segundo set, lo hice con Ivy Llamas, fotógrafo oficial de SG en España junto a Díaz-Arri, y al ser el segundo ya estaba como más animada y confiada. Además que me encantó la idea de hacer algo distinto al anterior. “Calisay” es oscuro, tanto de luz como de estilismo, “Stressful Birthday” si embargo es una explosión de color. Y “60s Hotline” lo disparó Malize Evans, en este la idea era crear un rol de secretaria de los 60 y me lo pasé genial durante la sesión. Los tres sets que tengo en Suicide Girls me gustan porque cada uno es distinto y tiene un estilo muy marcado, al margen del desnudo integral o no, los sets han sido realizados por muy buenos fotógrafos y a la vista están.

Y no sé si la única, porque posando para David Alfaro [“It Girls”] junto a Isa Carrión no te muestras totalmente desnuda.
En esa sesión me lo pasé genial, no hay nada mejor que trabajar con amigos, ahí sí que tienes vía libre para opinar y con las ideas de todos acabaron saliendo unas fotos geniales. Con Isa Carrión, me lo he pasado teta siempre, no paramos de reír y de bromear y la cámara plasmó de buen grado ese buen rollo. Nos divertimos muchísimo en esa sesión y el resultado me encanta. Con David he hecho varias sesiones de fotos, la última para la gran Bibian Blue en pleno Paseo de Gracia un domingo lleno de guiris, (risas)… pero gracias al gran estilismo que nos creó Bibian Blue, de la que me tienen enamoradísima todos y cada uno de sus diseños, y al arte fotográfico de David salieron unas fotos geniales en las que no se notaban que me moría de la vergüenza de estar ahí en medio con un montón de personas mirándome y parándose a hacerme fotos. David Alfaro es un fotógrafo muy joven y con un gran potencial. En poco tiempo ha evolucionado muchísimo y nunca deja de sorprenderme. Le auguro un futuro de éxito por delante.

Bueno, sin olvidar el “momento” muñeca de Malize Evans. Por cierto, buen retoque para hacerte parecer una muñeca real de juguete.
Esa fotografía me encanta, hay distintas versiones de la misma, la retocada por Malize y la retocada por Jesse Harold, una photoshoper brutal de Nueva York. Gracias a Malize he podido desarrollarme más como modelo de fotografía, he aprendido muchísimo de ella, ella ha creído en mi desde el principio y me ha hecho posar como nunca lo había hecho antes. Es una profesional como la copa de un pino y tengo muchísimo que agradecerle tanto a nivel de modelaje como a nivel personal. Justo la semana pasada me fui a Suiza con ella para realizar una sesión de fotos en el H.R. Giger Bar de Gruyères y pude ver el H.R. Giger Museum a gastos pagados, para mí un sueño hecho realidad. Malize ha sido la fotógrafa que me ha impulsado y motivado a hacer de modelo y es por ello que para mi Malize es muy especial.

“No puedo decir nada en contra de ello, realmente sólo me ha aportado cosas positivas”.

Por cierto, fantásticos posados con Boris Hoppek. Es posible que sea sensación mía, pero creo que aparecer en las publicaciones o exposiciones de este hombre tiene que ser una especie de cúspide, ¿no?
Sí que es en cierta medida un tipo cúspide o más bien un reto. Boris Hoppek es toda una eminencia y fue un honor para mí poder posar para él y poder formar parte de una de sus exposiciones. La foto “Sushigirl” es una de las mejores que tengo y me costó unas agujetas tremendas, pero ¡valió la pena!

Un punto de inflexión fue también fichar por la agencia Mary Cherries. Si no fue un punto de inflexión… por lo menos resultó ser un momento importante.
Estoy súper contenta de haber fichado por la agencia Mary Cherries y haber podido conocer y trabajar con Mary Hernández. Cuando Mary me lo propuso me hizo mucha ilusión, ella es una artistaza y una persona súper honesta que se preocupa por las personas que trabajan a su alrededor. Le agradezco muchísimo que me haya dado esta oportunidad, que me haya hecho fotos y que mire por mi trabajo. Espero poder seguir junto a ella mucho tiempo.

¿Se puede vivir bien y con coherencia de esto?
¡Claro que sí! A ver yo no me dedico a esto al 100%, entre semana trabajo de secretaria y los fines de semana es cuando me puedo dedicar al modelaje. Me considero una persona con los pies en el suelo y como bien he dicho antes conozco mis limitaciones. Sé que no me podría dedicar a esto al 100% porque, en mi caso y con mi realidad, no me daría ni para comer pero mientras pueda seguiré posando y haciendo lo que me gusta porque me lo paso bien y gracias a esto he conocido y sigo conociendo gente súper interesante que me aportan cosas nuevas en mi vida.

¿Qué dirías que tiene a favor y en contra?
A favor muchas cosas, pero sobretodo el haber conocido gente interesante. No puedo decir nada en contra de ello, realmente sólo me ha aportado cosas positivas.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: