Canal RSS

Eddie Palmieri: Calor divino.

Publicado en

“Hay que ser estudiante para llegar a maestro”.

Maestro reconocido como uno de los pioneros de la salsa y de la música latina, Eddie Palmieri (Nueva York, 1936) amagó con retirarse hace unos años. Pero ahí sigue, reivindicando el aprendizaje y la lucha por la música latina y las grandes orquestas que pusieron el mundo patas arriba antes de los años 60. De origen puertorriqueño y de ascendencia corsa, organizó su primera orquesta a la edad de 14 años. Durante la década de los 50, incursionó en la música tropical, en orquestas como la de Johnny Segui, Vicentico Valdez y Tito Rodríguez. Una leyenda viva.

TEXTO: CHARLY HERNÁNDEZ.

Publicada en Cambio 16 / Nº 2119, 17 Septiembre 2012

¿Lo mejor en estos tiempos tan deprimidos es crear música para que el pueblo baile?
Bueno, lo que traigo es una orquesta bien bailable y muy excitante donde se puede ver a los músicos individualmente. Son todos unos grandes músicos dentro de un espectáculo con el que estoy muy contento de poder llegar a España. Presentar esta orquesta, para mí, es un orgullo porque es de las mejores que he tenido yo en mi vida.

Aunque no dejaría de ser un estado temporal de felicidad. Cuando se termina la música, todo volvería a su ser.
Es una cultura para ponerte a bailar. Incluso la orquesta se puede utilizar para bailar porque puedes ver a los músicos individualmente trabajando porque cada uno tiene una preparación excelente. Como ya te digo, en conjunto, es una orquesta bien bailable.

Entonces, ¿qué opina de la frase “menos samba y más trabajar”? Aunque en este caso no hablamos de samba, claro.
(Risas) Gran frase. Yo conozco otra expresión que dice: “mira, todo el mundo bailando con la mano suelta”. Es un refrán que da a entender que -cuando la gente está gozando- es un momento muy importante, como un ritual… al menos para mí. En la mente solo puedes coger un problema a la vez, pero cuando tú estás bailando y gozando con una orquesta excitante te evades. Es un momento divino porque ya no piensas en nada más que en poner los pies contentos bailando.

Aunque usted ha dicho que lo que hoy tenemos es una tragedia rítmica.
Es que lo que hay ahora son patrones rítmicos, sagrados, que han sufrido tanto para llegar a la conjunción actual que han dejado esos patrones provenientes de las mejores orquestas que salieron de Cuba. ¡Pusieron el mundo a bailar! Pero cuando cambiaron esa estructura ya no se escuchan solos de piano, ni de bajo, ni de conga, ni de bongó… Así que por no tener esos datos, ejemplos para la composición, lo que sucede es que falta tensión y resistencia. Sin tensión y resistencia no hay clímax, y el clímax es crucial para llegar a la excitación de la energía. Todo eso lo consiguen los solistas con, lo que llamamos, el mazacote. Si no hay mazacote, la música bailable no es nada.

Y eso pasa con la música bailable comercial, ¿no?
Claro. La música bailable comercial es una tragedia, para mí. No tiene clímax. Pero no les digo nada a los artistas que las han grabado, allá cada uno. Pero desafortunadamente, la juventud no conoce y no puede comparar la música tocada con nuestra música bailable. Pero no deja de ser una opinión personal.

Claro, si quieren algo más banal o más romántico, que hagan un bolero…
Pero un bolero es un bolero, aunque es parte de lo que estamos hablando. Al igual que hay rumba y guangacó, danzón, cha-cha-cha, guajira… también se incluye ahí al bolero. Es un baile muy romántico. Pero un bolero acompaña al disco o a la música que escuchas cuando bailas con la pareja, aunque puedes quedarte dormido si es muy lento… pero eso sería muy triste.

¿Afectaría entonces a la juventud?
La juventud no sabrá qué es eso porque no están apoyando nuestro género bailable. Apoyan más el latin-jazz porque quieren llegar al jazz con esa vía creyendo que en el siglo XXI reinará el latin-jazz.

Ya que hablamos de nuevas generaciones, me gustaría hablar sobre su amago de retiro y si hay escuela que tome el relevo.
Bueno, el problema es que en la escuela no pueden aprender nuestros ritmos porque ya no pueden comprar los discos debido a que no se graban al no haber compañías disqueras que lo apoyen. No hay nadie que esté interesado en grabarlo ni jovencitos que vengan a ocupar nuestro puesto. Es ahí donde se apoyarían las bases fundamentales de la música bailable, estructuras que son sagradas que salieron de Cubas.

¿Pero es algo que atañe a cada país? Me refiero a que cada zona tendrá un estilo y estructuras.
Cada país tiene su música folclórica, pero cuando sale la rumba de Cuba ya tenían un prejuicio encima, así que lo que vino después fue el tambor llegando a una altura para tocar a sus santos como forma de tradición y después como música bailable para el pueblo. Ahí, esa isla, fue la que puso el mundo a bailar, aunque después cambiaron las doctrinas de Cuba. Pero lo que grabaron en los 20, 30, 40 hasta los 50 e incluso los 60, nunca volverá, así que la juventud que hoy escucha una música que ellos creen auténtica, desafortunadamente, nunca más van a saber donde estarán las glorias de esos patrones.

¿Al haber menos música pura la gente se vuelve más banal?
Hombre, si no llegan a escuchar la esencia de la verdad de nuestra música bailable, después no habrá remedio. Cuando uno era jovencito escuchaba la radio comercial donde salía Tito Puente, el gran Machito, Vicentico Valdés, Tito Rodríguez… gente con la que tuve el gran honor de tocar.

Era otra forma de apreciar la música también…
Se escuchaba en la calle, con otras ganas, y con las mejores orquestas. Pero como he dicho, eso ya no existe.

¡Siempre quedará el recuerdo de su hermano!
Mi hermano fue mi inspiración. Él nació en 1927 y yo en el 1936. Fui una bendición que mi madre no esperaba porque no creía tener ya más hijos. Pero aquí estoy. Todavía enciendo candela a la tarima.

¿Que le llamen maestro es un halago o una incomodidad para usted?
Bueno, el maestro que no acepta ser estudiante no debe tener el orgullo de ser llamado como tal. Hay que ser estudiante para llegar a maestro. El mejor consejo que le puedo dar a la juventud es que tengan preparación. Si tienen mucha base preparatoria más fácil es que lleguen al éxito logrando una gran carrera.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: