Canal RSS

Smile: How to survive a wipeout.

Publicado en

“No pretendemos ‘sonar americanos’, queremos sonar lo mejor que podamos e intentar que sea lo más atemporal y universal posible”.

Smile nació en Getxo en 1996, liderada por el cantautor John Franks junto con ex-miembros de las bandas Gravestones y Little Fish. Parte de la formación actual se consolidó en 1998 con John Franks, compositor, guitarra y voz principal, Dani Merino, guitarra y voz; Ferdy Breton, bajo y Javi González, batería. Pero a día de hoy, Dani Merino se encuentra en solitario mientras que al grupo se han incorporado Pit Idoyaga y Josu Aguinaga con las seis cuerdas. Tras editar dos maquetas producidas por ellos mismos, consiguen publicar su primer disco “Painting The Sun One Colour” (Rock Indiana, 2007). Este nuevo y segundo disco titulado “All Roads Lead to the Shore” (December / Altofonte, 2011) es una evolución en el estilo del grupo; posee un sonido más rockero, y en él colaboran músicos como Jonny Kaplan y Neal Casal (guitarrista de Ryan Adams). El salto de calidad en composiciones y en sonido de grabación es notorio, las doce canciones que lo componen son realmente impactantes y variadas. Las influencias han tenido un papel importante en el disco, en él podemos encontrar desde reminiscencias de un iniciático y vigoroso Tom Petty, hasta luminosas melodías soft rock de los Jayhawks, la sensibilidad de Ray Lamontagne o la placidez playera de Jack Johnson.

TEXTO: CHARLY HERNÁNDEZ.
FOTO: RICARDO ZAMANILLO.
Publicada en Paisajes Eléctricos

Se observa un notable cambio entre el sonido que había entre el primer trabajo (“Painting the sun one colour”) y el último plástico que acaba de salir (“All roads lead to the shore”), donde Smile va del ‘sabor veraniego’ a un rock algo más desértico. ¿Estaríamos ante la “teoría de la evolución de Smile”?
[Ferdy]: Hemos dedicado mucho más tiempo y medios en la producción a este segundo disco que al primero. Además participa mucha más gente aportando ideas ya que la grabación ha coincidido con cambios de formación, y también hemos tenido invitados y cada uno ha dejado su sello. Todo esto ha dado mayor riqueza y matices al disco.

[Pit]: Desde dentro lo vemos como una evolución normal, pero todo el mundo nos lo está comentando después de escuchar el disco. Nosotros creemos que el cambio es a mejor… Ójala penséis lo mismo.

Pero sin embargo esas melodías y arreglos vocales siguen vigentes a pesar de los minuciosos cambios realizados. El mejor ejemplo es ‘Let to go’ o ‘Sunset Melancholy’.
[Pit]: Justo estas dos canciones son de las más vigorosas, este disco es mucho más rockero, pero las influencias y el estilo siguen siendo parecidos, quizás con el tiempo se van descubriendo nuevas cosas y la entrada de nuevos miembros se tiene que notar. Por otro lado las canciones están escritas por la misma persona y la esencia es la misma, a mí concretamente estas dos me parecen de las que más rompen con relación al anterior disco, pero bueno en música ya se sabe…todo es muy subjetivo.

Incluso en los textos, pues anteriores cortes como ‘Happy people’ respiraban otra temática algo distinta de las que ahora beben canciones del nuevo disco como ‘Nothing more’. ¿Pretendíais dar un paso más en el sonido pero sin perder ciertas características?
[Ferdy]: Exacto, la producción y los arreglos han sido nuestro objetivo en este disco, pero la esencia es la misma: canciones positivas de John e influencias del rock americano entre muchas otras.

No obstante, siguen manteniendo ese carácter optimista.
[John]: Se suele decir que la inspiración surge cuando se sufre, no es mi caso y no me sale tener un grupo triste, me motiva más componer pensando en la botella medio llena. Smile canta sobre cosas alegres y sobre cosas tristes pero siempre hay esperanza y eso es intencionado. Es una de las características de Smile, si.

¿Es posible que este viraje hacia un sonido más rockero venga producido por la incorporación al grupo de una segunda guitarra?
[Ferdy]: Algo si que influye, pero también es debido a las canciones que hemos escogido. Este es un disco más ecléctico donde cada canción es muy distinta a la otra y las hemos pensado por separado no en un conjunto. Es más una colección de canciones que un álbum.

[Pit]: El hecho de ser uno más se nota mucho más en el directo, que sí que es bastante más potente y también más rico en detalles, incorporando más instrumentos como banjo, ukelele, armónica…

Pero aunque las incorporaciones de Josu Aguinaga y Pit Idoyaga fueron trascendentes para ‘endurecer’ el sonido, Dani Merino (que ya no milita en Smile) también grabó guitarras en la totalidad del disco, como en las canciones ‘Tell my baby’ o ‘Time to go’.
[Ferdy]: Nuestra forma de crear es ir construyendo cada canción entre todos a partir de composiciones de John. Para este segundo disco, este proceso se inició con la formación anterior, por tanto Dani Merino empezó él la grabación, pero a la mitad de grabación incorporamos dos guitarristas que continuaron el trabajo y añadieron nuevas ideas.
En el caso de ‘Tell my babe’, es un tema que llevamos tocando desde el principio y no nos decidimos a incluirla en el primer disco, por eso la grabó Dani íntegramente.

Hasta sorprende escuchar –en cierto modo- un tema como ‘Time to go’, composición rica en arreglos a la par que densa. Es más, en el grueso del disco fluye una rica fuente de instrumentos como el ukelele.
[Pit]: Si, como te decíamos antes, los arreglos están más meditados y hay mayor participación de músicos. Justo ‘Time to go’ es una de las canciones mas rockeras, con distintas partes y muy arreglada, la verdad que no estábamos del todo seguros de incluirla en el disco, pero parece que está gustando mucho.

Ya si hablamos de ‘Every time’, donde sobrevuela un espíritu Dylaniano que en parte es una forma de libertad, el disco se cierra de la mejor manera. ¿Es posible que esta canción sea una declaración de libertades? Ya sabéis… algo como ‘Like a rolling stone’ de Dylan o ‘Free bird’ de Lynyrd Skynyrd.
[John]: ¡Vaya comparaciones! [Risas], pero si, algo hay en ese sentido. ‘Every time’ trata sobre la esperanza, la posibilidad de romper con todo para empezar de nuevo, de que alguien o algo aparezcan en un determinado momento y te salve de una situación insoportable.

Y tan americano es el sonido que contáis con un par de colaboradores como son Jonny Kaplan y Neal Casal. Con Kaplan hay varias conexiones por los músicos de la zona con los que ha colaborado, como con Jokin Salaverria que a su vez es también bajista de Dani Merino. Parece que todo queda en familia…
[Ferdy]: Si, a Jonny le conocimos por medio de nuestro amigo Jokin [Salaverria] que toca con él en Los Angeles. Estaban los dos de visita en Getxo cuando estábamos grabando, así que se pasó y grabó voces y armónicas.

[Pit]: Aparte de las colaboraciones “de postín” hay otras que han aportado muchísimo como el banjo de Juan Gumucio, la mandolina de Alberto Pérez, reputado sesionista de folk, el órgano y pianos de Goyo Gutiérrez, coros de nueve personas entre ellas Emma la hermana de John, y Saúl que es como el sexto Smile, en fin…una familia muy extensa, si…

¿Y cómo fue lo de Neal Casal? Porque aparte de introducir guitarras, hace coros y toca el würlitzer.
[John]: Pues es una historia de estos tiempos de internet, ya que le conocimos por myspace y curiosamente por el surf, nos invitó a su concierto en Londres con Ryan Adams y surgió la colaboración…

¿Se pensaron más nombres para hacer este tipo de colaboraciones?
[Ferdy]: Realmente con las colaboraciones todo ha sido espontáneo, ha ido surgiendo a lo largo de la grabación

[Pit]: Bueno, Tom Petty, Elvis Costello y Paul McCartney no pudieron al final, una pena [risas].

De hecho, “All roads lead to the shore” llevaba como unos dos años fraguándose y se terminó hace unos meses. ¿Fue complicado el proceso de grabación, producción…?
[Ferdy]: El retraso no ha sido tanto de grabación sino de publicarlo. Tuvimos varias posibilidades para editarlo pero no nos convencían porque queríamos algo que de verdad nos ayudara a llegar a más público. Y así se fue retrasando hasta que decidimos que lo mejor para nosotros en este momento es la autoedición.

Tras tener claro que Smile suena como tienen que sonar, lanzo una pregunta. Aunque sois de Getxo y hacéis este tipo de música, ya conocéis a los santurrones y talibanes que opinan que para tocar un tipo determinado de música tienes que haber nacido allí. ¿Pensáis que para sonar auténticamente americanos hay que serlo o haber nacido en ese país?
[Pit]: A nosotros nos encanta la música americana y también la inglesa, la española, diversas épocas, estilos… Por eso te digo que nosotros no pretendemos “sonar americanos”, queremos sonar lo mejor que podamos e intentar que sea lo más atemporal y universal posible, no nos paramos mucho a pensar en el origen del sonido. Pero esta claro que el rock americano es una gran influencia nuestra. […] Es verdad que muchas veces vamos a ver a grupos americanos que están girando por España y el sonido que sacan es flipante. El rock es su folklore y eso se tiene que notar en el sonido, pero es un lenguaje universal y lo utiliza medio mundo, multitud de bandas de todos los países porque se ha convertido en parte de nuestra común cultura popular.

Y además, es una pena que el auge de las bandas y grupos que estaban surgiendo en la zona haya ido perdiendo fuelle.
[Pit]: ¿Tú crees? Está claro que no hay el boom de la época del Getxo Sound cuando había salas y mayores apoyos, pero a bote pronto, ahora están haciendo “ruido”: Coppel, Dani Merino, Zodiacs, Tulsa, Mc Enroe, The Fakeband, Rubia, WAS… todos ellos con disco recientes o a punto de editarse, y tocando mucho. […] Para mí la escena está más viva que nunca, hay más nivel y cantidad de música que antes, lo que pasa es que estos grupos son cada uno de su estilo, no hay una coherencia entre ellos, pero somos todos amigos y la mayoría provenimos de la anterior época.

Aunque es pronto y evidentemente sería adelantar acontecimientos… ¿Smile apunta maneras para mantener una línea más acústica y más cercana al folk de Townes Van Zandt que (por ejemplo) al rock sureño de Conor Oberst?
[Ferdy]: Yo creo que vamos más bien por la variedad, como en este disco, es decir, que habrá líneas muy rockeras, muy poperas y muy folkies. Creo que en nuestros discos se adivinan muchas influencias, desde Neil Young a Tom Petty y desde Ray Lamontagne a Jack Johnson Lo que si que sabemos es que tenemos ya muchas canciones nuevas y habrá Smile para rato.


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: