Canal RSS

Aurora Beltrán: El sol anaranjado por el placer.

Publicado en

“Me gusta cualquier cosa que me produce una sensación agradable”.

TEXTO: CHARLY HERNÁNDEZ.
Publicada en Club de Música / Nº 16 Abril 2012

Es una de las reinas del rock and roll patrio y todavía, en este país, se permiten el “lujo” de ignorarla. La que fuera componente de Tahúres Zurdos edita en estos días Museo Púrpura, su segundo trabajo en solitario tras Clases de Baile en 2008. Dos años alejada del mundo de la música (por diversas causas de salud) le han servido para hacerse más fuerte y comprender nuevamente que nada ni nadie podrán vencerla y que tocar es su mejor manera para salir del hoyo: “Llevo ya once años con la producción porque el último disco de Tahúres Zurdos lo saqué yo. Para mí no es nuevo esto”, confiesa.
“Es un esfuerzo muy grande. La gente te mira como si estuvieras a punto de subir al Cadalso. ¿Pero qué haces tú sacando un disco? Me preguntan. Pero es que en mi casa no voy a estar tocándome la panza. Es que no hay otra manera de hacer las cosas”, termina por declarar.

Grabado en directo en el Teatro Arteria Campos Elíseos, muestra un escenario desnudo. Sin nada más. Sólo la música y su autora. “Es sencillo y es lo que hay. Me da la sensación de que hay gente que tapa su falta de talento con esos grandes montajes”. Y es que es tan simple pero a la vez tan esencial “como lo que tenemos por dentro”.

Junto a Aurora Beltrán se encuentran Rosa Cedrón, Israel Santamaría y Eva Rada. Algo muy parecido a una familia que se nutre de canciones en esta nueva entrega que recorre toda su obra, tanto las más recientes composiciones como las anteriores. En acústico y sin más florituras. “Yo siempre digo que tocar así es como cuando una top model desfila en ropa interior porque si tienes celulitis se te ve”. Silencio, Miles de Besos, Azul, Clases de Baile, Vida, Florecita, Tocaré, la adaptación de Ordinary World (Duran Duran) y una emotiva e inédita pieza que lleva por título Invicta, escrita desde sus problemas de salud y otras vicisitudes. “Hay que seguir luchando y trabajando. No conviene estar perdiendo el tiempo en hacer planes”. Canción que, además, viene en dos versiones; castellano e inglés, pero ambas tienen el mismo mensaje: “debilitada quizás, pero nunca vencida”. Una verdadera joya que toca la fibra. “Me gusta cualquier cosa que me produzca una sensación agradable”, comenta Aurora.

Aunque es curioso que a estas alturas solo aparezca una nueva canción. “No voy a meter más canciones nuevas. Cuando haga otro disco ya las meteré”. Y sentencia a continuación. “Soy poco prolífica porque simplemente me centro en lo que es importante. Podría coger la guitarra y hacer sesenta canciones, pero únicamente cinco tendrían validez para mí”. La compositora navarra no esconde nada y se defiende contra todo para seguir emocionando y trabajando porque, al fin y al cabo, “nunca se sabe si ha sido primero la canción o el cuento”.


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: