Canal RSS

Lía en Rebeldía: Con uñas y dientes.

Publicado en

“No consumo música cuando mantengo relaciones”.

Las dobleces del destino son arrugas en la piel del camino. A saltos y golpes, renace la historia de ojos que queman como el fuego y duelen como hielo. Lía En Rebeldía ha tirado piedras contra los cristales y ha contorneado su figura en tinta. Es Rock and Roll y una Suicide Girl (habiendo aparecido en tan famosa web). Puede morder, pero incluso así es preciso dejarse envenenar por el licor que corre por sus venas.

TEXTO: CHARLY HERNÁNDEZ.
FOTOS: IVY LLAMAS, POLYMERBOY, J.A. DORIA y ECCEHOMO.
Publicada en ChopperON / Nº 43, Marzo 2012

No sé si ponerme violento o reflexivo, pero creo que juntaré ambas. ¿Necesitas viajar y salir de “tu ciudad” para reflexionar y evitar así ponerte violenta?
(Risas)Pues más o menos es así. Creo que aún estoy buscando el lugar en el que “poner el huevo”. No soy precisamente una persona conformista, por lo que cuando no es la gente, es la ciudad, cuando no el transporte público, y así. Puedo haber vivido en más de diez ciudades diferentes, pero como bien dices, amo Cataluña, aunque Barcelona me violenta.

Aunque no sé si eres demasiado reflexiva… diría que eres de esas personas que primero dispara y luego pregunta.
Bueno, reflexiva… Siempre he sido muy cívica, intento pensar cómo pueden afectar mis actos a los demás y entonces actuar en consecuencia. Pero en cuestiones que me atañen a mí, como mi afán por descubrir mundo, y en cuestiones del corazón no me planteo nada.

¿Te ha sucedido algo así? Ya sabes. “Disparar” y después darte cuenta de que tal vez habría sido mejor preguntar antes de todo.
Y no disparo, ¡ametrallo! Así que me he visto envuelta en más de un “sarao”, como un matrimonio frustrado con dieciocho años. Y eso no es nada…

Supongo que la música ayuda. Hay quien se siente ayudado hasta tal punto de que un disco ha salvado su vida. ¿Puedes decir lo mismo?
Bueno, aquí me voy a poner “moña”. Mi vida gira en torno a la música. Dicen que los amigos son la familia que eliges y la mayor parte de mis “familiares” son músicos.

De ser así… ¿cuál ha sido tu salvavidas?
A mí me salvó un disco y luego su banda; Ix! Un grupo de Barcelona que canta en catalán ¡con un directo increíble! Es más, llevo una frase tatuada de uno de sus temas que en un momento “bajo” me hizo subir para arriba, como un salvavidas, tal cual.

¿Hace falta ponerse punk cuando el sexo es salvaje o eres más de baladas a lo Scorpions y postura del misionero a paso ligero?
¿Te digo la verdad? No consumo música cuando mantengo relaciones. Me agobia. Me guío mucho por la respiración, por los sonidos de estremecimientos y suspiros… Ya te digo que soy una tierna. A mí me gusta la pasión. Se puede empezar con ‘Paradis circus’ de Massive Attack y acabar escuchando la oferta de inscripción a Spotify… Pero necesito comunicación al cien por cien.

Y ahora una pregunta con enjundia. ¿Te consideras una chica “heartbreaker” o “cockbreaker”?
(Carcajada) Aunque me duela reconocerlo, he jodido más emocionalmente que físicamente. Hay personas con las que no me he portado bien. Al estar buscando siempre el equilibrio he desestabilizado a muchas buenas personas. Y eso no es justo.

Dime una cosa. ¿Valiente es quién abandona su tierra en busca de algo mejor para él o el que se queda para solucionar el problema que tiene en común con los demás?
Valiente es el que conoce sus limitaciones. El que guarda bajo llave esos “muertos” que todos tenemos en el armario. Valiente es el que se va de su tierra dejando familia amigos y malos recuerdos atrás para reencontrarse y conocerse, y que encima, al irse, supo dejar en orden todos los problemas que tenía con los demás. Sólo así puedes marchar “ligero de equipaje”.

¿Y el rebelde? ¿Nace o se hace por moda?
Yo creo que uno nace con la rebeldía por defecto. Y en base a como te sientas con la sociedad, se alimenta y crece.

¿Qué tiene Tenerife ahora que estás en ella? Es posible que hayas idealizado la isla… aunque claro, uno no sabe lo que hay hasta que lo vive.
Tenerife… ¿Qué te puedo decir? Rincones de ensueño, clima perfecto, el Teide acojonante… Y el mar Atlántico, tan frío como la vida aquí. Eso es por el síndrome de las islas. El que haya vivido en una sabe de qué hablo.

Aun así, ¿la vida se ve desde otra perspectiva? Tal vez el ritmo es distinto al de Barcelona o Madrid…
¡¡¡Ni punto de comparación!!! Aquí no hay “grandes eventos”. Siempre llegan veinte minutos tarde… ¡¡¡Pero no quiero criticar mucho que luego me atizan!!!

Y unido a esto están los tatuajes. ¿Cada uno de tus tatuajes marca una etapa de tu vida en especial o te los haces cuando te da la gana y punto?
La mayoría (unos veinte de veintiséis) tienen su significado. Marcan etapas determinadas de mi vida, tanto positivas como negativas. La cuestión es no olvidarlas, aprender de ellas en lo bueno y en lo malo.

¿Cuánto te has podido dejar (de dinero) en total de manera aproximada?
La verdad es que han experimentado mucho con mi piel, así que si me paro a pensar y a echar cuentas… 1.200 euros.

¿Cuál es el más caro y el más especial? Pese a que una cosa no quita la otra.
El más caro es el Koi (carpa japonesa) de mi espalda. El más especial es uno medio cutrillo que me hizo mi ex, que es el nombre de mi perrita con su huella.

Y como viene siendo normal, lamentablemente, te habrán rechazado (socialmente hablando) por llevarlos…
Mira, en Madrid sin ir más lejos. Un mes de agosto iba yo en shorts y tirantes y una señora le dijo al marido
Señalándome: “que lástima, toda tatuada…” Entonces, yo me planté y le contesté: “lástima la que da usted, por retrógrada y maleducada”. Y lo más alucinante me sucedió aquí, en Tenerife. Me ponían pegas para contratarme de dependienta en una tienda de ropa diciendo que tendría que taparme los tatuajes. Mi jefe era tatuador, tatuado
Choppero y militar rockero. ¡¡Desde aquí le digo que es una nenaza!! ¿Por qué siendo cómo es viene a “ponerme dificultades”? Mejor me callo, que me caliento.

Ya que estamos. ¿Con que canción repartirías alguna que otra hostia?
¿¿A hostias?? ¡¡Con Misfits!!

Oye, creo que te estoy “vendiendo” un poco agresiva, ¿no?
¿Un poco agresiva? No,¡¡te estás pasando!!! (Carcajada)

Bueno, pero tienes tu lado tierno. Supongo…
¡¡¡Soy más que tierna!!!

Siempre he pensado que tatuar tiene algún tipo de relación fálica. ¿Te excita ser tatuada?
A mí, particularmente, no me “pone” que me tatúen. Estoy más pendiente de la forma de trabajar del profesional, o sea; supervisando, relajada, a veces aguantando el picor…, pero tranquila. Como quién va a hacerse una permanente.

Me imagino que la confianza tiene que ser suficientemente buena como para llegar a ese punto. De igual manera que también has posado desnuda completamente.
En mi caso, lo de las fotos ha sido como un striptease. De a poco me iba sintiendo más cómoda, y de pronto me veo con la posibilidad de disparar con alguien que trabaja el desnudo. Así que de antemano tienes la garantía de que no va a quedar una “cerdada” y sí algo erótico o sensual, ¡¡¡por lo que de pronto te ves en bolas y como quién oye llover!!! Claro, que supongo que estar conforme con el cuerpo de uno es importante…

Tengo curiosidad por algo. ¿Cómo se te presenta este tipo de sesiones? ¿Llegas tú y lo propones? Me refiero a que un día puedes levantarte y decir: “hoy me apetece posar desnuda” o “hoy me apetece hacer de ama de casa en una sesión”.
Hombre, procuro ver el trabajo de la persona con la que voy a disparar. Hay mucho “fotógrafo” de pacotilla que lo que quieren son fotos para pajearse, y pasar un buen rato.

En caso de que te lo propongan, ¿tienes que seleccionar bien lo que quieren o tiras sin pensártelo?
Hombre, ¡hay tías que salen espectaculares hasta cagando! Pero se necesita actitud. Yo no tengo un cuerpo espectacular y además soy bajita. No tengo nariz de ratita, ni pómulos de vedette, pero procuro mostrar descaro. Lo más importante (al menos para mí) es que el fotógrafo, además de buen profesional, debe ser buena persona.

Has posado para mucha gente. Ahora recuerdo a Ivy Llamas (para Suicide Girls), Emmanuel Cienmandragoras, Calvin Dexter, Polymerboy, Eccehomo, El Selenita, J.A. Doria… ¿un buen fotógrafo es suficiente para que una foto sea buena aunque la modelo resulte nefasta? ¡Los hay que hacen milagros!
Yo sólo trabajo con gente con la que previamente me he entrevistado y he sentido buen rollo, eso, a no ser que seas Giselle Bundchen, se refleja en la calidad de las fotos.

Bajo mi punto de vista, creo, que las de Ivy Llamas y Polymerboy (además de alguna de Cienmandragoras) son las más representativas sobre tu persona. Amén de tu figura. ¿Estás de acuerdo?
¿Ves? Es que Ivy y Joan (Polymerboy) son de estas personas que te alegran el día cuando los ves aparecer, teniendo en cuenta que son unos cracks en lo suyo. Si es fácil desnudarse el alma con ellos, desnudarse para tomar fotos es como si tuviera que envolverme en papel de plata. O sea, un requisito sin importancia. Me representan sus fotos
Porque me conocen.

Igual te pongo en un compromiso, pero… ¿con quién has trabajado mejor sintiéndote tan a gusto como para volver a repetir?
Con Calvin Dexter, sin duda. Me encantan sus fotos, y es una persona que se preocupa mucho de los detalles.

Es, sin duda, una columpiada mía, ¿pero has vivido algún momento freak o te han pedido algo demasiado hardcore? Suele pasar…
Bueno, una vez me hicieron un bondage. De pronto empecé a sentir que se me cortaba la circulación de los brazos y que me hormigueaban. Encima me empecé a agobiar y me dio un poco de ansiedad. Me gusta tener las cosas bajo control, así que no fué culpa de nadie, sino de que se me fué de las manos… Como una de aquellas primeras sesiones, cuando el fotógrafo sesentón quería ponerme el aceite para que “mi cuerpo brillara”. Eso ya no me pasa más.

Cierto es que llevas tiempo sin aparecer fotografiada de manera “oficial”. Creo que las últimas fueron las de J.A. Doria. ¿A qué es debido?
¡¡¡Es debido a Tenerife!!! He propuesto a mucha gente trabajar juntos, y todo el mundo quiere cobrarme. Estoy muy agradecida con J.A. Doria y con la gente de Nolohagas.

¿No volverás a hacer más sets para Suicide Girls?
Quiero hacer otro set para Suicide Girls, claro, pero aquí no hay fotógrafos oficiales. Luego se lo propones a alguien y se lo toma con calma, mucha calma.

Bueno… todo sea volver a “tierra firme” y esperar. ¿Eres de las personas que da el tiempo esperando algo a cambio o lo regala directamente?
Bueno, yo creía que regalaba el tiempo. Luego me he dado cuenta que me he acercado a “querer” y a ayudar a gente que he llamado amigos. Pero cuando de pronto los he precisado no estaban, entonces me he dado cuenta que he “querido” para ser querida, entonces he degradado a los “amigos” a “conocidos” y así.


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: