Canal RSS

Brett Detar: Alumno aventajado.

Publicado en

“En el periodo de composición estaba muy deprimido”.

“El alumno aventajado del sonido americano”. Así reza bajo su nombre allá por donde va. Brett Detar se hunde en el fango tras romper con Juliana Theory y realiza uno de los trabajos más interesantes del escenario norteamericano. “Bird In The Tangle” es un disco heredero de Hank Williams, Kriss Kristofferson, Townes Van Zandt, Gram Parsons o 16 Horsepower. Nacido de la crudeza y la depresión más absoluta, este álbum presenta un cancionero muy personal que se sumerge en los tormentos del propio Detar, adelantando que tras este primer disco en solitario habrá otro más con el que dará un punto de vista esperanzador gracias al cancionero americano. Además no hay ningún sello discográfico detrás, de hecho se puede adquirir gratuitamente a través de su web oficial. Aunque también se puede comprar en formato CD y Vinilo.

TEXTO: CHARLY HERNÁNDEZ.
FOTOS: SHAE ACOPIAN DETAR & ANDREW KUYKENDALL.
Publicado en Popular 1 / Nº 460, Febrero 2012

No me cabe ninguna duda de que hacer un nuevo álbum en solitario es un gran trabajo, pero también es un ejercicio peligroso para tu música (en general). ¿Pretendías cambiar en “Bird In The Tangle” todo el sonido que había anteriormente respecto a Zao, The Juliana Theory y el pasado en general?
Bueno, yo escribí el disco enteramente por mi cuenta y no fue necesariamente un intento de hacer algo que sonase completamente diferente a todo lo que había sido conocido con anterioridad, pero fue más acerca de mí, haciendo el tipo de música que realmente escuchaba a diario. Sí, es cierto que me gusta sorprender a la gente, pero es mucho más importante para mí sorprender después con el corazón. Tengo que hacer el tipo de música que me encanta, Folk de profundas raíces y la música Country antigua, que es lo que he estado escuchando constantemente en los últimos ocho o nueve años, así que realmente sólo quería hacer un disco que estuviera lleno de los sonidos y sentimientos que han estado sonando en mi vida.

El álbum no tiene el apoyo de las radios y tampoco de una gran estrategia de marketing, sólo su distribución por Internet. Es una gran idea, pero es un riesgo, también, porque siempre se pierde dinero.
Sí, definitivamente es un riesgo en cuanto a dinero se refiere, pero yo sabía que tenía que ofrecer el disco por ahí. Sin embargo pude y me di cuenta que era mejor la autopublicación en Internet en lugar de esperar a que alguien me ayudase. A veces hay que agarrar al toro por los cuernos. Me encantaría formar un equipo bajo un sello si la situación que se presenta fuera la correcta, pero por el momento haré todo lo que pueda para mostrar el álbum por esa vía.

Aunque el boca a boca funciona entre la gente, es sorprendente.
He tenido la suerte de tener reacciones muy positivas con el álbum. También está el hecho de que se pueda descargar de forma gratuita en mi web (www.brettdetar.com), pues creo que eso hace que sea más accesible para que las personas puedan compartir la música con sus amigos. Es más fácil tener una oportunidad en algo donde tú no tienes que pagar. La verdad es que hemos sido bendecidos al tener a tanta gente compartiendo el disco.

Sin embargo, mi amigo, esta es la verdadera manera de mover la música: tocar la guitarra o cantar y difundir el mensaje. En los tiempos de los trovadores ¡el dinero y el marketing no existían!
Tío, tienes toda la razón. Si una canción es una gran canción, entonces debes trabajar nada más que con un solo instrumento y la voz. Y, por supuesto, como también has dicho, los artistas y escritores hace muchos años no tenían un sistema de etiquetado elaborado para comercializar con su música. Muchos de los grandes compositores murieron pobres y desconocidos. ¡Cuidado! No estoy diciendo que quiera morir sin un centavo, pero sí sé que el tener que depender únicamente de sí mismo para promover su propia música no es nada nuevo. Lo bueno es que realmente creo que el buen arte termina destacando. Si una buena canción tiene la oportunidad de ser escuchada seguro que llegará al corazón de la gente. ¡Tengo que creer en eso!

Y, efectivamente, esta es la historia de “Bird In The Tangle”, ya que el sonido de raíces es un sentimiento natural. “This City Dies Tonight” es una canción Country, “Cocaine, Whiskey, & Heroin” juega con el Bluegrass, “The World Ain’t Got Nothing” nada en el Folk… ¿Pretendías mezclar los sonidos de todos los americanos en un LP?
Yo creo que todo el trabajo de producción enfoca el sonido real del disco. En cuanto a los diferentes sonidos y estilos creo que traté de armar un gran puzzle con la música que he estado escuchando. Me encanta el Country más antiguo, el Blues, el Bluegrass y el Folk-Rock. Aun así yo no quería que el disco tuviera un sonido inicial que marcara la pauta en cada canción. Yo quería que se movieran y respirasen teniendo un ritmo. He tratado de reunir un montón de influencias diferentes para procurar construir un trabajo coherente. Me gustan las cosas tan diferentes que sería difícil para mí hacer un disco que en el que todo fuese Honky-Tonk tradicional o todo Bluegrass. Adoro que las cosas se mezclen.

Hago hincapié en “This City Dies Tonight” porque tu esposa Shae Acopian Detar aparece en la canción. ¿Un guiño a Johnny Cash y June Carter?
¡Por supuesto! Soy un gran fan de los dúos clásicos del Country como: Loretta Lynn y Ernest Tubb, George Jones y Tammy Wynette, Gram Parsons y Emmylou Harris, Dolly Parton y Porter Wagoner… y la lista sigue. Nadie había estado tan cerca de mí durante la composición del disco que Shae, así que pensé que sería genial que cantara una canción conmigo a dúo. En realidad era la primera vez que ella cantaba, por cierto.

¿Eres tú el “pájaro” del título? Un animal salvaje en la cárcel a pesar de sentirse libre.
“Bird In The Tangle” es sin duda una referencia hacia mí y por lo que sentí al escribir este disco. Fue a través de un período de cuatro años, donde yo no estaba totalmente seguro de mí mismo. Había renunciado a la música y me sentía como si fuera un fracaso. Yo me movía un montón y traté de encontrar un lugar donde sentirme parte de este mundo (tanto física como metafóricamente). Y, sí, el título es, sin duda una referencia a eso.

Los viajes y la soledad son los principales pilares de las letras. Aunque las metáforas son más protagonistas. La imagen de las casas (en el mapa del gatefold), por ejemplo: cuatro casas limpias y una casa con las hojas apiladas. ¿Te sientes identificado con esta casa?
Hay tanto simbolismo en el arte gráfico del LP… Casi todas las cosas en el mapa representan una letra o un concepto del álbum. Cuenta la historia de alguien que busca su lugar en el mundo, tanto física como emocionalmente. Se trata de estar perdido, pero trata de ser libre al mismo tiempo. También se trata de cuestionarse a uno mismo y perder la fe para luego encontrarla de nuevo. Si te fijas bien en el artwork todo lo que se ve está tratando de transmitir las letras de las canciones. Es muy, muy simbólico.

Es también un disco viajero. En el ínclito mapa hay cinco ciudades marcadas por las plumas del pájaro: Los Ángeles, Nashville, Pittsburgh, Easton y Nueva York. ¿Qué tienen estas ciudades en conjunto para ti?
Durante un período de cuatro o cinco años -en los que he escrito las canciones para el álbum- estuve viajando por todo el país. He vivido en todas esas ciudades y escribí las canciones en cada una de ellas.

¿Te sentiste deprimido mientras trabajabas en las letras? Las canciones tienen un poso triste. A eso hay que añadirle que estabas cansado de la industria musical.
En efecto. En el periodo de composición estaba muy deprimido. Digamos que me encontraba pasando por un bache personal. A lo mejor tú puedes tener esperanzas o creer que mejores días están por venir, pero yo estaba muy hundido durante gran parte del tiempo en el que escribí.

La única canción en la que aparentemente estás solo es en “Cage Bird”. ¿Es esta la canción más personal y, por tanto, sea este el motivo por el que suene tan desnuda?
Todo el disco es muy personal, incluso ‘Miner’s Prayer’, que trata sobre un buscador de oro en el año 1800. Obviamente, nunca estuve en las extracciones mineras de la fiebre del oro en California, pero sé lo que es estar pasando por lugares que me encantan durante largos períodos de tiempo. Pero sí, creo que ‘Cage Bird’ podría ser la más cruda y dura (emocionalmente hablando). Pienso que por eso se presta a un arreglo totalmente simple. De hecho, la primera vez que se grabó se hizo con todo tipo de instrumentos. Esta versión ha quedado como un B-Side del álbum, pero no terminó entrando por no tener ese sentimiento. Decidí que sería mucho más potente siendo una pieza sencilla, despojada, como cuando voy en solitario tocando en acústicos.

Sin embargo, es “Empty House On A Famous Hill” la canción que sirve de presentación. ¿Querías que representara el sonido del disco o que te representara a ti como persona?
Vaya, esa es una buena pregunta pero difícil de responder. Siempre es complicado elegir el single de un disco, sobre todo si se trata de un primer LP en solitario, porque sabía que esa sería la primera impresión que la gente se iba a llevar de mí. Elegí ‘Empty House On A Famous Hill’ porque me sentía como que representaba el sentir general y el estado de ánimo de las canciones y porque también ha marcado el rumbo de mi carrera.

También es cierto que estas canciones no nacen por arte de magia. Me pregunto si durante toda la vida con The Juliana Theory había otras composiciones que no encajaran con la personalidad de la banda y terminaran en tu proyecto.
Todas y cada una de las canciones de este disco fueron escritas después de que The Juliana Theory se rompiera. No fueron concebidas antes teniendo la esperanza de que fuesen a formar parte de un proyecto personal. Estaban escritas para lo que yo tenía en mente.

Incluso te ibas con una guitarra y una grabadora digital para registrar todo lo que salía en el momento. Por supuesto, tenías la idea de que ibas a seguir creando. ¿Fue divertido encontrarse con esas grabaciones una vez pasado el tiempo?
Pues la verdad, quería hacer un álbum, pero nunca creí que pudiera o quisiera llegar a lograrlo. Yo había perdido tanto la fe en mi capacidad de composición que rápidamente podía registrar cualquier idea en bruto con una grabadora digital de bolsillo y no escuchar las ideas hasta que las tocaba de nuevo. Cuando por fin regresó la fe y revisé las grabaciones me fijé en que había cincuenta o sesenta tomas. Ahí fue cuando me di cuenta de que tenía los ingredientes perfectos para hacer este proyecto.

Pero dejando atrás las nubes negras, vamos a hablar de algo agradable. “Bird In The Tangle” se ha gestado en Nashville por Peter Young y también con la banda tocando en vivo. De esta manera, puedo decir que eres un músico terrorista haciendo algo que no es tan común.
Afortunadamente hay algunos músicos y géneros musicales en los que hay que confiar la grabación para que el resultado sea real y humano, pues piensa que son personas en la misma habitación tocando al mismo tiempo. ¡Yo tengo la suerte de ser una de esas personas!

Supongo que se podría hacer este disco porque ha tenido excelentes músicos como Tony Paoletta, John Heinrich, el mismo Peter Young o Fats Kaplan. ¿Cómo de dinámico fue el trabajo al contar con nuevos músicos?
Pues fui muy afortunado de tener a un gran grupo de talentosos músicos que me acompañaron en la grabación. La verdad es que el resultado ha sido tan bueno gracias a ellos.

¿Podemos aplicar en este caso la frase “mi trabajo, mis reglas”?
Diría que -ahora más que nunca- eso es cierto, porque yo, principalmente, no tengo a nadie que influya en la dirección creativa del negocio o de mi carrera. Cuando estás en una banda hay una gran cantidad de toma y daca con los demás miembros, pero cuando eres un artista en solitario no hay nadie para rebatir ideas fuera de la realidad. Sólo tengo que confiar en mi corazón y eso es en lo que me apoyo por encima de cualquier otra cosa.

Un álbum que suena a clásico, ¿puede o tiene que sonar auténtico?
Creo que toda la buena música es auténtica y por auténtica quiero decir que realmente viene del corazón y del alma del escritor o artista. Un oyente se da cuenta cuando alguien no cree realmente lo que cantan o cuando son sólo ‘phoning it in’, como decimos en América. Eso significa que tú está haciendo lo mínimo para sobrevivir. Yo creo que el mejor arte es siempre auténtico. Se trata del lugar más profundo dentro de su creador y sale porque tiene que hacerlo.

¿Este disco es un proyecto de desarrollo o prefieres esperar al futuro como algo más seguro?
Artísticamente esta es sin duda la dirección que yo voy a tomar con mi música. De hecho estoy escribiendo el segundo álbum ahora. Me encantaría hacer equipo con unos pocos sellos y promotores en los diferentes países dentro de un futuro para ayudar a la difusión de mi música. Además de salir a tocar más y así poder recorrer todo el mundo. ¡Por supuesto para ir también España!

Yo diría que “Bird In The Tangle” ha cambiado tu vida.
Sí. ‘Bird In The Tangle’ ha cambiado mi vida con toda seguridad. Cada vez que he hecho un disco pongo mi corazón en todo lo que he aprendido sobre mí mismo y en lo que lleva la música en sí.


Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: